¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick

Título: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?
Autor: Philip K. Dick
País: Estados Unidos
Año de publicación: 1968
Idioma original: Inglés
Título original: Do Androids dream of Electric Sheep? (AKA Blade Runner)
Páginas: 196
Web: Página oficial del autor (en inglés).

Comentario: ¿Qué sucedería si los androides no fueran piezas de metal, sino réplicas genéticas de los seres humanos? ¿Cómo diferenciarlos de las personas? Peor aún, si se creyeran a sí mismos humanos, ¿Podría apagárselos simplemente, como si de cualquier máquina se tratara? ¿Y si se les diera un pasado, una memoria en la que confían? Más conocida por su adaptación al cine como Blade Runer –protagonizada por Harrison Ford en pleno ascenso de su carrera- ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? es una de las más famosas novelas del escritor norteamericano de ciencia ficción Philip K. Dick.
La novela narra la historia de Rick Deckard, cazador mercenario que tiene la tarea de “retirar” del mercado aquellos androides que se rebelan. La historia comienza cuando un grupo de Nexus 6 llega a la Tierra, huyendo de una colonia espacial debido a las malas condiciones en las que se los tenía.
El mundo de ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? dista de ser ideal. Todos cada vez valen más por lo que poseen, y en un planeta desvastado por la guerra atómica, donde se insta a que las personas emigren hacia colonias espaciales, incluso los animales se han convertido en bienes de lujo. Las personas poseen instrumentos mecánicos incluso para regular sus estados anímicos. Delante de los ojos del lector hay un mundo dominado por las nuevas tecnologías, donde los límites entre lo natural y lo artificial están cada vez más desdibujados. Es por ello que se ha ubicado a esta obra de Dick dentro del género conocido como Cyberpunk.

Opinión personal: Se trata de una buena novela de ciencia ficción, que los lectores disfrutarán siempre y cuando no esperen encontrarse con lo que vieron en Blade Runner: efectivamente, las diferencias entre el libro y la película son muchas y muy significativas. Podría decirse que Ridley Scott “se inspiró” en el libro para hacer su propia obra, no mejor ni peor, sino distinta.


4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *