3096 días de Natascha Kampusch

El caso de Natascha Kampusch fue sin dudas uno de los más dramáticos de la historia criminal de Austria. Comenzó con el secuestro de una niña de diez años, el 2 de marzo de 1998. La muchacha vivió en cautiverio más de ocho años, hasta el momento de su fuga el 23 de agosto de 2006. Hoy, cuando la joven ya tiene más de 21 años, y han pasado algunos años desde que recuperara su libertad, Natascha ha decidido contar su historia.
3096 días relata cómo vivió la joven los ocho años de secuestro que sufrió a manos de Wolfgang Priklopil, un ingeniero en electrónica de mediana edad que vivía a escasos kilómetros de la familia Kampusch en Viena. No le permitió abandonar su casa los primeros años de cautiverio. Pasó los primeros seis meses encerrada en la celda, un zulo de apenas cinco metros cuadrados, iluminado por una sola bombilla y aireado por un ventilador renqueante que gira día y noche. Luego, pudo subir a la casa para lavarse. A los dos años del secuestro tuvo acceso a una radio para escuchar noticias. Durante su cautiverio, Priklopil le suministró libros y la educó, a la vez que la amenazaba con matar a quien ella le pidiera ayuda y también con suicidarse si ella escapaba. Esta última amenaza se cumplió: Priklopil se arrojó debajo de un tren a las pocas horas de que Natascha huyera.
3096 días es el testimonio desgarrador sobre el instinto de supervivencia en el que una niña de 10 años establece una relación de dependencia con su secuestrador para poder sobrevivir. Ella explica y razona cómo se obligó a perdonar a diario los abusos sufridos para poder aguantar un día más la tortura física y psicológica.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *