Amo, luego existo: los filósofos y el amor de Manuel Cruz

Ya está disponible para preventa en Casa del Libro el Premio Espasa Ensayo 2010: Amo, luego existo: los filósofos y el amor. El filósofo Manuel Cruz se adentra en la vida y las ideas de algunos de los pensadores más importantes de la cultura occidental, siempre en relación con el concepto del amor.
El amor es mucho más que un tema filosófico de idéntico rango que los más importantes: es, en el fondo, por decirlo de manera un tanto abrupta, aquello que hace posible la filosofía misma.
Para Cruz, el amor ha recibido “valoraciones contrapuestas” durante la historia: “para unos ha sido una fuerza revolucionaria y para otros una fuerza sancionadora”. El amor, para un filósofo, es algo tan apasionante o doloroso como para el resto de mortales. ¿Cómo amaban los grandes pensadores? Los estoicos con paciencia, los vitalistas con entusiasmo, los nihilistas con pesimismo. El erotismo de Platón, la lujuria de San Agustín, la frustración de Spinoza o la pasión de Abelardo y Eloísa han contribuido a dar forma a nuestro concepto del amor. Ese extraño compromiso que mantuvieron Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir, la relación que unió a Nietzsche y Lou Andreas-Salomé, la reflexión filosófica de Hannah Arendt o de Michel Foucault, todo ello marca un vínculo indisoluble entre el amor y la filosofía.
El autor ha señalado en la presentación de su libro que el amor se ha hecho cada vez más importante, porque “cada vez se ha hecho más difícil”. A pesar de ese “callejón sin salida” al que se refiere el filósofo, ya que hoy en día “queremos un producto de máxima calidad a cambio del menor esfuerzo posible”, matiza que, “el tipo de satisfacciones profundas que se ha encontrado en el amor no tiene sustituto”.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *