Ancho mar de los Sargazos de Jean Rhys

Ellen Gwendolen Rees Williams es el nombre de esta escritora caribeña, de familia escocesa, pero nacida en la por entonces colonia británica Dominica. Publicó algunos libros en los años ’20 y ’30, pero su consagración como figura de la literatura británica llegaría en 1966 con la publicación de Ancho mar de los Sargazos, considerada por muchos críticos su obra maestra.
La literatura de Jean Rhys está marcada por su propia vida, por el hecho de no haber sido nunca completamente aceptada ni como criolla ni como europea, por el alcoholismo que padeció durante gran parte de su vida, por sus viajes y por las mezclas de técnicas modernistas y la sensibilidad propia de la cultura caribeña en la que estuvo inserta.
Ancho mar de los Sargazos fue escrito como una suerte de “precuela” de Jane Eyre, la monumental novela de Charlotte Brontë. Pero más allá de que Rhys rinde un homenaje a la obra de su antecesora, Ancho mar de los Sargazos profundiza en el personaje que toma y le da muchos matices que sólo pudieron haber salido de la imaginación de la autora.
La historia de Ancho mar de los Sargazos es la de Antoinette Cosway, una decadente heredera antillana que acabaría convirtiéndose en la primera esposa del señor Rochester, para luego enloquecer y vivir encerrada en la buhardilla de la casa hasta el momento en que la joven Jane Eyre la descubriera.
El libro refleja temas típicos de la literatura caribeña tal como la segregación racial, y las dificultades del desplazamiento y la asimilación a un nuevo entorno. La heroína de Rhys también tiene algunos puntos en común con la de Brontë: ambas son independientes, vivaces, soñadoras e imaginativas, han padecido una infancia difícil y viven la opresión de una sociedad patriarcal. El matrimonio de Antoinette (Bertha Mason en Jane Eyre) es sumamente infeliz así como su traslado a Inglaterra, todo esto sumado a su desequilibrio emocional terminará llevándola a convertirse en “la loca del altillo”.

Opinión personal: Una novela bella y desgarradora. Más allá de que Ancho mar de los Sargazos tiene un indudable valor propio, recomiendo haber leído antes la novela de Brontë.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *