Castorp de Pawell Huelle

A través de Castorp, Pawell Huelle (uno de los escritores polacos contemporáneos más importantes) rinde un homenaje a La montaña mágica, de Thomas Mann, de la que es una precuela. Pero la novela también homenajea a otros escritores como Conrad o a la novela Effi Briest, de Theodor Fontane. ¿Por qué Hans Castorp, el tímido personaje de la mítica novela La montaña mágica, llega a un sanatorio suizo? La clave nos la proporciona Pawel Huelle, en Castorp.
Un joven acomodado de Hamburgo llamado Hans Castorp se embarca con destino a Danzig para estudiar en el Politécnico. A ello se ha opuesto su tío, el cónsul Tienappel para quien aquella ciudad puede ser origen de su perdición. Luego una travesía sembrada de acaloradas discusiones racistas, Castorp se aloja en Danzig en casa de una excéntrica viuda de un militar polaco, Frau Wibe. Por las calles de la agitada ciudad, el taciturno joven pasea su timidez y sus dudas existenciales. Su vida simple y aburrida, lejos de los ajetreados ambientes estudiantiles, se altera cuando conoce a Wanda Pilecka, una aristócrata polaca, amante de un oficial ruso, en el balneario de Zoppot. El amor obsesivo e imposible de Castorp por esta bella joven terminará por quebrar su fría racionalidad.
Huelle ofrece un fresco social del fin de una época. Las buenas maneras burguesas, las tertulias de café, los balnearios de reposo acompañan las vivencias de Castorp en un clima de nostalgia eterno de aquella Belle Époque, que terminó bruscamente y para siempre con la Primera Guerra Mundial.
El escritor y periodista polaco Pawel Huelle ha trabajado como profesor de literatura y filosofía, además de para la televisión nacional polaca.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *