Categorías
Verso

Cantar de mío Cid de autor anónimo

Título: Cantar de mío Cid
Autor: Anónimo
País: España
Año de publicación: Aproximadamente 1200
Idioma original: Español
Título original: Cantar de mío Cid / Gesta de mío Cid (en algunas ediciones aparece como Poema de mío Cid)
Páginas: 297
Web: Sitio muy completo, incluye texto, imágenes y estudio sobre la obra.

Comentario: Con este cantar de gesta anónimo (si bien algunos críticos toman por autor al copista Per Abbat), tiene su comienzo la literatura española. El Cantar del mío Cid es la primera obra narrativa extensa de la literatura española que haya sido escrita en una lengua romance.
Consiste en un poema de 3.735 versos de extensión variable, que los editores tienden a dividir en tres cantares (el cantar del destierro, el cantar de las bodas y el cantar de la afrenta de Corpes). Los versos están divididos en hemistiquios y la rima es asonante. Estos rasgos transmiten que su origen probablemente se retrotraiga a la literatura oral: ciertas indicaciones en el texto también parecen indicarlo así. De esta manera, la historia del Cid (quien realmente existió como Ruy Díaz de Vivar, un caballero castellano del siglo XI) habría pasado de boca en boca, gracias a los juglares, hasta que alguien la pusiera por escrito. Sin embargo, otros estudiosos opinan que se trata de una composición escrita, de ahí la diferencia en ciertas ediciones de considerarlo un “cantar” o un “poema”. Numerosos estudios de literatura medieval y crítica textual se han dedicado a investigar el manuscrito en busca de una respuesta definitiva a éste y a otros misterios que el tiempo ha arrojado sobre la obra.
El argumento del Cantar de mío Cid es la recuperación, por parte del héroe, de la honra perdida. Al ser desterrado por el rey y obligado a separarse de su familia, el Cid se vale de su astucia y su valentía para conquistar Valencia y recuperar con creces su honra perdida. Pero luego, una vez desposadas sus hijas, sufrirá una nueva afrenta, de la que finalmente saldrá victorioso. De esa manera, se narra el ascenso social del héroe.

Opinión personal: Leer el Cantar del mío Cid es como viajar en el tiempo: los cambios culturales no impresionan tanto como la transformación que ha sufrido nuestra lengua española, de la cual esta obra viene a ser algo así como su cuna. En cuanto a los temas del libro -el honor, el valor, el coraje, el amor y las hazañas heroicas- pueblan otras tantas páginas de la literatura universal, y acercarán esta obra al lector, aún cuando hayan pasado 800 años de su composición. Muy recomendable, especialmente para lectores no españoles, leer una edición bilingüe –castellano medieval, español-. Una de las más famosas es la de Menéndez Pidal (1913).

Categorías
Verso

Martín Fierro de José Hernández

Título: Martín Fierro
Autor: José Hernández
País: Argentina
Año de publicación: 1872
Idioma original: Español
Título original: El gaucho Martín Fierro
Páginas: 83
Web:Links sobre la obra y la gauchesca en general

Comentario: El gaucho Martín Fierro y su continuación, La vuelta de Martín Fierro (aparecida siete años más tarde), hoy en día son leídas como una obra única, que probablemente resulte lo más representativo de la literatura gauchesca, y de la literatura nacional argentina en general. Traducido a decenas de idiomas, la obra de José Hernández es leída en todo el mundo y resulta un testimonio de una época que pasó, una epopeya nacional, el canto de una figura hoy desaparecida: el gaucho.
El protagonista de este libro es un gaucho argentino que es enviado a luchar en la frontera –en la época en que aún habitaban grandes poblaciones originarias en tierras argentinas, a las que se combatía constantemente-. Como Martín Fierro es pobre, se ve obligado a dejar su rancho, abandonando a su mujer y sus hijos para ir al fortín. Termina desertando, y convirtiéndose en un fugitivo de la justicia. Encontrará un aliado, el gaucho Cruz, con el que se exiliará a tierras de los indios. En La vuelta de Martín Fierro, éste volverá y terminará reencontrándose con sus hijos. Son famosos los consejos del Viejo Vizcacha y los que da Fierro a sus hijos, que en Argentina han devenido refranes populares (“Los hermanos sean unidos, porque ésa es la ley primera”).
El libro está escrito en sextinas, Hernández domina la versificación y la rima y consigue un estilo fluido que recuerda las payadas de la época. A la vez, es imposible abstraerse del hecho que es un hombre culto que impone su voz por sobre la del gaucho al que intenta representar. Testimonio de sus penas y sus desventuras, Martín Fierro habla en nombre de los que no tuvieron voz.

Opinión personal: Este libro constituye una de las piedras fundamentales de la literatura argentina. Además de su valor poético, y su construcción de un personaje inolvidable en el gaucho Martín Fierro, es importante destacar su influencia en autores posteriores de la talla de Jorge Luis Borges.