Ceniza en los ojos

Publicada por primera vez allá por 1957, Ceniza en los ojos es, según la opinión popular, la mejor novela del autor francés Jean Forton. Y probablemente sea también la más contemporánea. Marcada por el desencanto y el pesimismo, por el humor ácido y cruel, escrita por un Forton que parece estar de vuelta de todo, la historia puede sintetizarse sencillamente: un hombre mayor se dedica a seducir alevosamente a una jovencita y todo termina bastante mal.
Aunque algunos han optado por calificar a Cenizas en los ojos como antilolita (en alusión a la célebre novela de Nabokov que ya hemos reseñado aquí), la sorpresa de este libro no está en su argumento, ya tan repetido y hasta banal. Lo interesante es lo logrado de la tan personal escritura de Forton, quien consigue una prosa casi forense y transparente en el diario de este Don Juan de tercera, “mediocre, más bien feo y perezoso”, carente de todo talento e ideales. Pero no por esto deja de ser trágica: la tragedia de convertirse en el responsable y en el ejecutor del propio castigo.
Interesante es también la historia del propio Jean Forton (nacido en Burdeos en 1930, muerto en 1982). Podría haber llegado a ser un autor famoso, pero eso ya no ocurrió. Nunca se le dio el valor que hubiera merecido, y la industria de los premios que antes lo había destacado acabó apartándolo, relegándolo al olvido. Forton abandonó la escritura, o comenzó a escribir en secreto, se convirtió en un librero misántropo y dedicó los días que le quedaban a vender códigos civiles a estudiantes universitarios. Todo antes que suscribir el gusto literario oficial de su época.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *