Como una novela de Daniel Pennac

Título: Como una novela
Autor: Daniel Pennac
País: Francia
Año de publicación: 1992
Idioma original: Francés
Título original: Comme un roman
Páginas: 171
ISBN: 9788433913678
Web: Página web donde se transcriben los derechos del lector propuestos por Pennac.

Daniel Pennac es un escritor francés, que además de escribir para niños se desempeña como profesor de literatura en un instituto. Como cualquier docente contemporáneo que trabaje con adolescentes, a Pennac le surge la cuestión de cómo lograr motivar a éstos a que lean, a que le pierdan el miedo o el rechazo a los libros. De ahí surge Como una novela.
Este libro no es una novela, es más bien un ensayo o un “antimanual de literatura”, como se lo define en la edición de Anagrama. En Como una novela, Pennac comienza reflexionando, en un tono narrativo absolutamente claro y ameno, sobre cómo son los mismos padres y docentes los que le niegan al chico el placer de leer. Pennac se pregunta cómo es posible que, mientras que a los niños leer les representa un desafío, un premio y un deleite, a los adolescentes les produzca tanto rechazo.
Pennac logra acertadamente ponerse en el punto de vista del adolescente, y no se queda en el problema de la falta de motivación, sino que propone soluciones. El entusiasmo suyo resulta contagioso para los lectores de Como una novela, que sin demasiado esfuerzo se sentirán reflejados.
¿Cómo leer por placer? Una de las más importantes respuestas a esta pregunta radica en los diez derechos inalienables del lector que propone Pennac al finalizar el libro. Porque, dice, no se le puede pedir a un adolescente –por ejemplo- que nunca abandone el libro si nosotros mismos nos permitimos cerrarlo por la mitad. Hay que darle permiso para entablar una relación más libre con la lectura. De esta manera, el libro se desacraliza y se vuelve algo más terrenal, más accesible y más propio.

Opinión personal: Llegué a este libro por casualidad. La sensación que me dio fue que el libro me hubiera estado buscando a mí. Y me alegro de que me haya encontrado, pues su lectura me resultó deliciosa. Como docente de lengua y literatura, lo tendré como uno de mis libros de cabecera, pues es en sí mismo una invitación a la lectura.

6 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *