Con los perdedores del mejor de los mundos de Günter Wallraff

Maestro de periodistas, reportero lúcido, riguroso y solidario, Günter Wallraff está de vuelta. Autor de El periodista indeseable, (que es también quien, con el alias de Hans Esser, se infiltró en la redacción del BILD-Zeitung, el tabloide de mayor tirada de Alemania, y denunció su absoluta falta de escrúpulos); el mismo que bajo el disfraz del obrero Alí se atrevió, en su célebre reportaje Cabeza de turco, a descender «abajo del todo» para sacar a la luz las terribles condiciones de vida de los trabajadores extranjeros, acomete otra vez con sus viejos métodos, y algunas innovaciones tecnológicas, para mostrar el lado oscuro del aparente mundo feliz de la superabundancia y el hedonismo compulsivos.
En Con los perdedores del mejor de los mundos, asistimos a sus «expediciones» a los rincones más impensados de la Alemania profunda –y no tanto: ahí están Colonia y Frankfurt, el deslumbrante centro internacional de las finanzas–.
El autor descubre, entre otras cosas, cómo las empresas de marketing telefónico presionan a sus empleados para convertirlos en estafadores consumados; cómo una ciudad abandona a sus indigentes incluso en noches en que la temperatura desciende a quince bajo cero y cómo las grandes cadenas de supermercados aplican unas condiciones de trabajo propias del primer capitalismo como si el movimiento obrero y sindical nunca hubiera existido. No todo es tan perfecto como aparenta serlo.
Wallraff termina este nuevo viaje en una nota amarga: «En un país que sigue siendo tan rico como antes, son cada vez más las personas que hoy tocan fondo».

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *