Contemplación de Franz Kafka

Título: Contemplación
Autor: Franz Kafka
País: República Checa
Año de publicación: 1912
Idioma original: Alemán
Título original: Betrachtung
Páginas: 57
Web: Sitio de donde descargar las obras completas de este autor.

Comentario: Si bien no es una obra demasiado conocida, este breve librillo de no más de sesenta páginas es un hito fundamental en la obra de Kafka. En efecto, se trató de su primer libro publicado. Apareció a fines de 1912 editado por la casa Ernst Rowohlt de Leipzig. Su publicación se debió sobre todo a los esfuerzos que hizo Max Brod (íntimo amigo de Kafka, quien además publicara gran parte de la obra del escritor de forma póstuma, desobedeciendo el último pedido de Kafka, quien ordenó que todos sus papeles y cuadernos fueran quemados).
Brod debió persuadir tanto al editor como al propio Kafka, quien sin embargo, cuando finalmente accedió a que se publicara una selección de sus trabajos, se esmeró en que el volumen quedara impecable. En efecto, las breves miniaturas narrativas que componen el libro fueron cuidadosamente organizadas por su autor, quien incluso se preocupó del orden de las mismas dentro del volumen.
Se trata de un libro hecho de miniaturas, como las definiera el prologuista y traductor Oscar Caeiro. Como tales deben ser leídas. Los temas que las componen son cotidianos y comunes, relatan escenas de la vida en la ciudad, algunas desde el punto de vista de un melancólico observador (por ejemplo, “Niños en la carretera”, que abre Contemplación), otras describen acciones (“El paseo repentino”), algunas relatan en primera persona la vida de un personaje urbano (“El comerciante”) y finalmente hay algunas piezas que pueden caracterizarse como íntimas reflexiones poéticas (“Los árboles”). El libro se cierra con la pieza más extensa, “Ser desdichado”, que ya alcanza la extensión de un cuento.
La poesía invade el volumen. Kafka transmite con sus palabras imágenes cercanas a la pintura o a la fotografía, y logra llegar al lector a pesar de la distancia temporal que de él nos separa, y de que su paisaje urbano ya no sea, ni remotamente, el nuestro.

Opinión personal: Una de esas pequeñas joyas que cayó en mis manos revolviendo una librería de volúmenes usados. La poesía se hace prosa en Kafka, y la palabra se hace imagen, fantasma, pensamiento y suspiro. Bellísimo y atípico libro del escritor checo.


21 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *