Cuentos de lluvia y luna de Ueda Akinari

La editorial Trotta acaba de reeditar Cuentos de lluvia y luna, libro considerado como el máximo exponente de la literatura clásica japonesa en el género de lo fantástico y sobrenatural. Fue publicado por primera vez en 1776.
Estos relatos presentan características fundamentales de la narrativa japonesa: minuciosidad en las descripciones, elegancia del estilo, manejo del lenguaje. Pero, principalmente, esta colección de cuentos nos transmite un fuerte interés por el hombre, que algún momento podrá transformarse en dios o en demonio. Se perciben así los diversos semblantes del egoísmo y de la virtud humana, oscilando en una atmósfera alucinante.
El autor, Ueda Akinari, nació en Osaka en 1734, hijo de una prostituta y de padre desconocido. Abandonado por su madre, el niño fue adoptado por un próspero comerciante que lo crió cómodamente y le proveyó de una buena educación. En su niñez sufrió de viruela, que le ocasionó la deformación de los dedos de ambas manos. Durante su enfermedad, sus padres adoptivos oraron al dios del santuario Kashima Inari y Ueda creyó que esta deidad intervino y salvó su vida. Por ello, se convirtió en un ferviente creyente en lo sobrenatural, y esta postura explica importantes elementos de sus obras literarias, como en éste famoso trabajo suyo, hoy en día canónico en la literatura japonesa.
A lo largo de su vida fue comerciante, poeta, filólogo y erudito en los clásicos japoneses, esteta y médico. Sus primeras obras están entre los mejores ejemplos del género ukiyo-zoshi (cuentos del mundo flotante). Con sus Cuentos de lluvia y de luna creó el antecedente del yomi-hon o “libros de lectura”, que luego llegaron a convertirse en la corriente principal de la novelística japonesa. Murió en Kioto en 1809.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *