De los números y su historia de Isaac Asimov

Isaac Asimov es uno de los escritores más prolíficos de la ciencia ficción mundial. Autor de más de 500 libros, obtuvo a lo largo de su carrera numerosos premios, y hasta el prestigio de que se nombrara un asteroide con su nombre, en homenaje a toda una vida dedicada a la ciencia, el conocimiento y el entretenimiento.
Dentro de la obra de Asimov, las sagas de la conquista del espacio, los viajes intergalácticos y las interacciones entre los seres humanos y unos robots cada vez más inteligentes ocupan sin duda un lugar destacado. Sin embargo, Asimov no se dedicó únicamente a la ciencia ficción, sino que a lo largo de su carrera publicó numerosos ensayos de divulgación científica. A través de sus obras, dio a conocer al público en general sus ideas de historia, astronomía, física y matemática. Éste es el caso de este volumen titulado De los números y su historia.
En este libro, Asimov reúne una serie de artículos breves dedicados a diversos aspectos de la matemática, desde lo más simple hasta lo más complejo. Por ejemplo, nos habla de la importancia del cero, del lenguaje binario (fundamental para los ordenadores), la cuadratura del círculo, el verdadero significado del infinito (y por qué se habla de “diferentes” infinitos), de los números en la naturaleza y en la astronomía. ¿Cuántas estrellas existen? ¿Cuántos átomos hay en el universo? Por supuesto, el tema del tiempo también tiene un lugar destacado, así como la biología y la astronomía.
A lo largo de las páginas de De los números y su historia, Asimov logra persuadir a los lectores de que, a diferencia de lo que muchos estudiantes de escuela media creen, la matemática tiene mucho que ver con nuestra vida cotidiana, es divertida y sorprendente.

Opinión personal: De los números y su historia es una lectura amena y entretenida, ideal para todos aquellos que disfrutamos de la matemática aún sin saber demasiado, o bien para aquellos que le tienen miedo a los números. Este libro de Asimov es una buena manera de despertarles, finalmente, la curiosidad.

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *