De qué hablo cuando hablo de correr de Haruki Murakami

Murakami es, sin dudas, uno de los escritores japoneses contemporáneos más leídos en todo el mundo. Ha publicado varios best-sellers y colecciones de cuentos. El reconocimiento internacional le llegó en 1986, tras el enorme éxito de su novela Norwegian Wood. Vivió en Europa y en América, pero regresó a Japón en 1995 tras el terremoto de Kobe, lugar donde creció. Alabado y criticado casi con la misma intensidad, su literatura de ficción ha sido tachada como literatura pop por las autoridades literarias japonesas. Pero por su prosa humorística y surreal, y su capacidad para simultáneamente reflejar la soledad y la necesidad de amor de una manera que conmueve a lectores tanto orientales como occidentales, Murakami se ha ganado su espacio entre los lectores.
Lo que no todos sabían es que, además de participar en conferencias y escribir novelas, Murakami se ha dedicado con pasión a un cierto deporte. Ahora, la editorial Tusquets acaba de publicar De qué hablo cuando hablo de correr, un diario que el autor escribió en el año 2005, cuando entrenaba para correr el maratón en Nueva York. Se trata, por lo tanto, de una obra que está entre el ensayo y las memorias.
Después de participar en muchas carreras de larga distancia, Murakami reflexiona en De qué hablo cuando hablo de correr sobre la profunda influencia que este deporte ha ejercido tanto en su vida como en su obra. Probablemente se trate de la obra más personal del escritor nipón, aquella en la cual manifiesta más ampliamente sus opiniones sobre la literatura en general así como también de sus propias obras.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *