Dios salve al primo de Donald E. Westlake

primo

 

Dios salve al primo de Donald E. Westlake es sin duda alguna un clásico de las novelas de misterio. Si bien ya han aparecido varias traducciones, la que encontramos hoy aquí (y a precios más que accesibles) pareciera estar revitalizando a casi todo el género. Estamos frente a una traducción perfecta, limpia y sin giros extraños. La obra es una novela que se codea con las principales del mundo policial y nos trae a las manos los interesantes intersticios que las estafas a gran escala ofrecen. Estamos en la historia de un hombre, un pobre hombre que ha sido estafado. Pero, además de ser un hombre es un primo, un primo de alguien, el blanco ideal para una estafa demasiado pesada para sus espaldas. Su nombre es Fred Fitch y es un personaje exquisitamente delineado, casi gris en sus gestos, y que en sus respuestas se propone como un personaje altamente antipático al lector.

Por desgracia, este hombre ha sido estafado demasiadas veces y de todas las maneras existentes. Sin embargo, faltaba una manera, y es la que esta novela viene a mostrarnos. En la misma está involucrada la muerte, pues su tío Matt, un hombre cuya relación con Fitch era inexistente desde las raíces, decide dejarle en herencia un total de 300.000 dólares. ¿Las razones? Casi no explicitadas, pero sin duda al cabo este paquete será bien recibido por Fitch. Nada de lo que anteriormente ha vivido este primo podrá equipararse, sin duda alguna, con la estafa que hoy le espera.

Dios salve al primo presenta brillantemente la historia de este primo, gran tesoro y sueño de todo embaucador, tratando de conseguir esa herencia. Pero lo que no sospecha nuestro personaje es que todos los estafadores, ratas y embaucadores están esperando exactamente eso, pues el tío Matt no murió de muerte natural. Donald E. Westlake presenta a este inocente primo Fred en su recorrido y encuentro con varios tipos de ratas, personajes completamente humorísticos y hasta peligrosos, tratando de proteger su dinero sin saberlo aún. Sin duda la novela es una maestría pues nos presenta varias aristas de un mismo relato, todo relacionado por una bolsa de dinero que Fred Fitch un día encontró.

Donald E. Westlake fue un escritor y guionista norteamericano. Posee una inmensa cantidad de producción literaria y ha sido galardonado con varios premios literarios.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *