El alquimista de Paulo Coelho

Paulo Coelho es uno de esos fenómenos editoriales que casi no necesita presentación: traducido a más de 60 idiomas, y con copias vendidas en 150 países, se ha convertido en un best seller en todo el mundo. Solamente éste, su libro El alquimista, ha vendido más de 65 millones de copias. Recientemente, se festejó su vigésimo aniversario en Asturias, en una importante fiesta que contó con la presencia del escritor.
El alquimista es un libro de autosuperación (como últimamente se le dice al género vulgarmente conocido como autoayuda). Sin embargo, el formato del mismo suele confundirlo con una novela. Incluso en alguna edición en la portada aparece el subtítulo “una novela sobre los sueños y el destino”. Coelho se “inspira” en el cuento “Historia de los dos que soñaron”, de Jorge Luis Borges, para narrar la historia de Santiago, un pastor de Andalucía que un día abandona todo lo que tiene para perseguir un sueño. Emprende entonces un viaje –una clara metáfora del viaje espiritual de cada uno- en pos de la quimera.
“Cuando una persona desea realmente algo, el Universo entero conspira para que pueda realizar su sueño.” Ésta es la tesis fundamental de El alquimista, cuyo tema central es el hombre y sus sueños. Coelho se anticipa al boom editorial de libros como El secreto, que hablan de la ley de atracción (en pocas palabras, que basta con realmente proponerse una cosa para lograrla).
La historia de El alquimista es una alegoría muy evidente de que hay que perseguir nuestros sueños y de que, a la larga, podremos concretarlos. El mensaje de autoayuda apenas aparece disfrazado de una historia de ficción, con palabras sencillas y muy poca exigencia para los lectores.

Opinión personal: No es un secreto que yo no sea partidaria de la autoayuda. Sin embargo, este libro me pareció de lo peor que me ha tocado leer: intenta hacerse pasar por una historia profunda, pasando por todos y cada uno de los lugares comunes posibles, y dejándonos tan sólo el regusto amargo de haber leído antes lo mismo, sólo que mejor escrito. Definitivamente, Coelho no está ni estará entre mis autores de cabecera.

45 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *