El anatomista de Federico Andahazi

Finalista del Premio Planeta y famosa por la polémica que se desató en torno a ella, esta primera novela de Federico Andahazi puso al autor argentino entre las más renombradas figuras literarias de los últimos años. Andahazi había estudiado psicología, profesión que ejerció durante poco tiempo, ya que la abandonó para dedicarse a tiempo completo a la tarea de escribir. Hacia fines de 1996, El anatomista resultó ganadora del Primer Premio de la Fundación Amalia Lacroze de Fortabat, elegida por un prestigioso jurado. Sin embargo, poco tiempo después la mentora del concurso, Amalia Lacroze de Fortabat, publicó en varios periódicos de Buenos Aires un comunicado en el cual manifestaba su desacuerdo con el resultado del evento, debido a que la obra no exaltaba, a su entender, los valores morales.
¿Por qué tanto escándalo? Debido a la temática y a la alta carga de erotismo del libro: crímenes dentro de la Iglesia, las críticas a esta institución y las escenas explícitas de sexo (incluso de pedofilia) molestaron a los más conservadores. El anatomista es la historia de Mateo Colón, un personaje que de verdad existió en el Renacimiento, y que pasó a la fama como descubridor de un órgano del cuerpo femenino: el clítoris. Más de uno trazó el paralelismo entre el homónimo descubridor de un continente, y éste Colón, que también encuentra una “dulce tierra hallada”.
Enamorado perdidamente de una mujer que no lo corresponde, Mateo Colón emprende en el siglo XVI una búsqueda, tratando de encontrar la llave que le permita acceder al alma femenina. En Doña Inés de Torremolinos, una viuda castellana, encuentra la fuente del placer y descubre todo el poder que viene de la mano de este impresionante descubrimiento. Pero Mateo se enfrentará con un poder aún más grande y oscuro: el de la Inquisición.
Recientemente, El anatomista ha vuelto a estar en boca de los argentinos debido a que está por estrenarse su adaptación teatral.

Opinión personal: El anatomista es un libro que atrapa y deslumbra, pero que, como otros best sellers, no termina de nutrir mis necesidades como lectora. Mucho sexo, mucha sangre, mucho crimen oscuro y poco fundamento. Una escena impresionante tras otra, que me dejaron con una sensación de vértigo y de aturdimiento que se desvaneció tan pronto como cerré el libro. Para entretenerse no está mal, pero no hay que esperar mucho más de esta novela.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *