El caminante de Natsume Soseki

Con El caminante, el escritor japonés Natsume Soseki alcanza a producir en sus lectores una elevada tensión psicológica que va más allá de las fronteras geográficas o temporales. Esta novela refleja la angustia del ser humano moderno aislado irremisiblemente de su familia, que se esfuerza por encontrar un lugar en una sociedad que ha perdido sus valores tradicionales.
El caminante cuenta la historia de Jiro, su hermano Ichiro y la esposa de éste, Nao. Estos personajes yerran por un Japón hambriento de cambio, aún entre la tradición y la modernidad, que no tiene armas para afrontar la velocidad de su metamorfosis. El protagonista, Ichiro, es un hombre inmerso en una sociedad que avanza sin tregua, sin otorgar un respiro. Él es un hombre alienado y abatido, que no parece encajar en ninguna parte. Su esposa, Nao, escoge el camino de la pasividad y del desafío silencioso y frío. Finalmente Jiro, cuyos gestos son imperceptibles susurros de amor velado hacia su cuñada, es testigo del desplome del frágil estado mental de su hermano.
Natsume Soseki nació en 1867 cerca de Edo. Descendiente de una familia de samuráis venida a menos, cuando tenía dos años, sus padres lo entregaron en adopción a uno de sus sirvientes y a su mujer, con quienes viviría hasta los nueve años. En 1884 se matriculó en la Universidad Imperial de Tokio. En 1900 se le concede a Soseki una exigua beca del gobierno japonés y se le envía a Inglaterra. En este país pasará los años más tristes de su vida. Regresa a Japón en 1902 para enseñar Literatura Inglesa. Su carrera literaria comienza en 1903, cuando comienza a publicar haikus y pequeñas piezas literarias en revistas. Luego alcanzará la fama con novelas como Soy un gato, Botchan, Sanshiro o Kokoro.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *