El cementerio de Praga de Umberto Eco

Llega la nueva novela de Umberto Eco, semiólogo, filósofo y novelista, cuyas profundas inquietudes intelectuales se han dejado sentir desde el arranque de su carrera literaria.
Marzo de 1897. «Me da vergüenza ponerme a escribir, como si desnudara mi alma.» De esta manera comienza el relato vital del capitán Simonini, un piamontés afincado en París que desde joven se dedica al noble oficio de crear documentos falsos. Sus memorias serán también las del siglo XIX que se termina. La infancia de Simonini en Turín, la permanente disputa entre su abuelo, un conservador monárquico antisemita, y su padre, un revolucionario dispuesto a luchar. Muy pronto, el joven demuestra sus habilidades para el engaño y se convierte en espía. A través de sus investigaciones descubriremos lo más insólito. Obligado a dejar Italia por ser hombre «que sabe demasiado», el capitán se instala en París, y muy pronto el poder francés recurre a sus servicios para que falsifique todo tipo de documentos y espíe, incluso a ciertos personajes influyentes de la política del país. Lo ayuda en esta tarea el Abate Della Piccola, un clérigo extravagante y ambiguo, el alter ego de Simonini.
Simonini se verá involucrado en intrigas políticas y acontecimientos sociales, desde el surgir de la Comuna hasta una incursión en las sectas satánicas. Hay que estar atentos al relato de este viejo astuto e hipócrita porque solo descubriendo qué pasó en el cementerio de Praga conseguiremos entender ese siglo confuso que ha sido el XX y descubrir verdades incómodas del XXI.
Eco construye un gran homenaje a la novela propia de la época, el folletín. En El cementerio de Praga, nada es lo que parece y nadie es quien realmente dice ser…

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *