El juego de Sade de Miguel Esteve

sade

 

El juego de Sade de Miguel Esteve es una obra interesante y para nada aburrida. La historia se presenta en la peor de las crisis de un empresario. Jericó, nuestro protagonista, se siente ahogado por una cantidad infinita de deudas y un contexto de crisis global, lo que lo lleva a desesperarse. Pero, aún más desesperante es el hastío y el aburrimiento que la posible pérdida de todos su recursos conlleva. Así, en el bar que frecuenta diariamente pide consejo al camarero y, más que un consejo, es un pedido de ayuda, un desahogo. Jericó quiere una aventura, busca emociones, busco que su corazón lata tan fuerte que sea capaz de romper su pecho y expelerse. Esto es captado por el camarero, quien le otorga una tarjeta de lo más extraña con un teléfono móvil, una contraseña y un nombre: Donatien. Sin pensarlo dos veces, el empresario contacta con el y el argumento se desarrolla en el Barrio Antiguo de Barcelona. La sorpresa no será poca, pues Jericó se verá envuelto en un juego sexual sádico, una especie de orgía llevada a cabo en un culto subterráneo.

Miguel Esteve logra recrear con esta novela un juego muy interesante entre vida y deseo. Los deseos servirán a nuestro personaje para sopesarse a sí mismo, su vida y su hambre de éxito empresarial. El juego de Sade es una novela de misterio, de acción y de sensualidad, donde las miserias humanas serán puestas al desnudo tanto como el protagonista principal. Las manipulaciones sexuales se ponen a la par en esta historia con las manipualciones laborales y monetarias que a veces los hombres se someten. Esta obra, de una prosa segura, se presenta como un viaje al inconsciente del hombre y sus acciones, todo montado en una trama de juegos sexuales sádicos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *