El lenguaje de las flores de Vanessa Diffenbaugh

Inspirada por el rebuscado código utilizado por la sociedad victoriana para expresar sentimientos por medio de las flores, Vanessa Diffenbaugh nos cuenta en su libro, El lenguaje de las flores, el recorrido emocional de una joven californiana que, marcada por una dolorosa historia, encuentra en este curioso lenguaje el medio para recuperar su capacidad de confiar y amar a los demás.
Cumplidos sus dieciocho años y luego de pasar su vida entrando y saliendo de diversos hogares de acogida y pisos tutelados, la ley obliga a Victoria Jones a emanciparse. Se ha vuelto una muchacha hosca e introvertida, y solamente en su entusiasmo por las flores es posible atisbar posibilidades de salvación. Luego de conseguir un empleo en una floristería, se encuentra con un joven a quien conoció diez años antes, durante la época en que vivió en casa de Elizabeth, una madre de acogida que le enseñó el lenguaje de las flores.
Limitada por normas de conducta que reprobaban el despliegue de las emociones, la sociedad victoriana encontró un medio discreto y efectivo para comunicar los sentimientos. El lenguaje victoriano de las flores se basó en el libro Le Langage des Fleurs, de Charlotte de Latour, una recapitulación de la simbología de las flores que su autora recogió en la poesía, la mitología antigua e incluso la medicina. Nació así la floriografía, y entre 1830 y 1880 se publicaron centenares de diccionarios de flores en Europa y América.
Vanessa Diffenbaugh nació en San Francisco y estudió redacción creativa y educación e Stanford. Se dedicó luego a enseñar arte y escritura a jóvenes de comunidades de bajos recursos. Ella y su marido tienen tres hijos y en la actualidad viven en Cambridge. Ha fundado la Red Camelia, que se propone apoyar a los jóvenes en transición de hogares sustitutos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *