El Libro de la Almohada de Sei Shônagon

El Libro de la Almohada (como se conocía a la colección de cuadernos o notas de reflexiones personales de un período determinado de la vida de alguien) fue escrito hace más de mil años por la dama Sei Shônagon, hija de un respetado poeta de su tiempo, mientras ella se encontraba al servicio de la Emperatriz Sadako. Se lo considera el diario íntimo más famoso de toda la literatura japonesa.
De la vida de la autora es poco lo que se sabe con certeza. Suele decirse que Sei Shônagon nació en el año 966. Supuestamente se casó y se divorció antes de cumplir los 25 y que sirvió a la emperatriz como dama de compañía hasta la muerte de ésta. Luego de una traición del tío de Teishi, que la desconoció como emperatriz, Shonagon dejó la corte y desapareció. Las conjeturas se inclinan hacia una muerte como anciana pobre y olvidada. Tradicionalmente se la considera la rival literaria y política de Murasaki Shikibu, autora del Romance de Genji, otro de los libros más famosos del Japón de todos los tiempos.
En este libro, la autora reflexiona acerca de su vida en las cortes, la cual encuentra en muchos aspectos, deliciosa, si bien por momentos no deja de traslucirse el tedio al que estaban habituadas estas damas. Narra anécdotas vividas por ella misma junto a la emperatriz, a otras damas o figuras de la corte, pero también hace reflexiones personales, filosóficas y cercanas al género ensayístico. Su agudeza e ironía la tenían bien conceptuada en sus tiempos, donde estas cualidades se apreciaban en una mujer, que en el ambiente cortesano podía ser casi una camarada más de los hombres. El Libro de la Almohada también incluye interesantes catálogos o listados de cosas que a la autora le habían llamado la atención: pájaros, instrumentos musicales, plantas, cosas que la ponen triste, cosas que a avergüenzan, etc.

Opinión personal: El Libro de la Almohada es un libro atemporal. Dondequiera que estamos, consigue transportar a sus lectores al mundo de las cortes imperiales japonesas de hace más de un milenio. Anécdotas divertidas, listas de cosas que le llaman la atención a la autora, caricaturas de personajes que rodean a la Emperatriz… una lectura amena que seguramente hará pasar un buen rato a quienes se dejen llevar por su ritmo lento y pictórico.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *