El lobo estepario de Hermann Hesse

Título: El lobo estepario
Autor: Herman Hesse
País: Alemania
Año de publicación: 1927
Idioma original: Alemán
Título original: Der Steppenwolf
Páginas: 236
Web: Interesante foro donde se discute esta obra.; La obra completa subida a una página web.

Comentario: Esta novela ha sido considerada por algunos como la obra cumbre del escritor ganador del premio Nobel, Hermann Hesse. En El lobo estepario, Hesse realiza una síntesis entre elementos autobiográficos y fantásticos, que se combinan para dar forma al personaje principal, Harry Haller. El libro tiene ciertos elementos de un trasfondo místico que también aparece en otras obras de Hesse, como Demian o Siddhartha. La exploración que hace el autor de la naturaleza humana le ha reportado seguidores en todo el mundo, quienes se sienten identificados con sus personajes perdidos y confusos.
Harry Haller, quien se define a sí mismo como un “lobo estepario”, es un hombre profundamente conflictuado, quien siente tener el alma partida al medio. Sus dos mitades, irreconciliables, son el hombre y el lobo. Es un personaje solitario, que reflexiona constantemente sobre la muerte y el suicidio. Sin embargo, a lo largo del libro va enfrentando una serie de transformaciones: el encuentro con una muchacha, Armanda, quien lo introduce en el mundo de la música; el uso de sustancias prohibidas; el erotismo; la reconciliación de sus dos mitades a partir del humorismo; ciertas conversaciones con personajes cada vez más inverosímiles (como por ejemplo, Mozart).
Acompañando a su protagonista, también el libro irá cambiando, hasta llegar a sorprender al lector: la aparición del teatro “Sólo para locos”, por ejemplo, es una vuelta de tuerca que cambia la concepción que se tiene de la novela hasta ese momento.

Opinión personal: Es uno de esos libros que marca a los lectores, quienes lo releen una y otra vez. No es extraño que Hesse despierte tanto fanatismo entre los adolescentes, pues tiene una manera de escribir en la cual el lector siente que es a él a quien le están hablando. Yo también me sentí así cuando leí este libro a los diecinueve años.


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *