El perfume de Patrick Süskind

A veces, a un escritor le basta publicar una sola obra acertada para convertirse en un best-seller y ser leído en todo el mundo. Tal fue el caso del alemán Patrick Süskind, cuya primera novela, El Perfume, historia de un asesino, fue un éxito de ventas y llegó a traducirse a más de cuarenta idiomas. Luego de años de tratativas, la adaptación al cine llegó en 2006, la película fue dirigida por Tom Twyker (un director alemán) y también fue un éxito de taquilla.
El perfume es una novela atípica, no sólo por la inclusión de rasgos propios del realismo mágico (al que estamos acostumbrados a encontrar en narradores latinoamericanos, y no típicamente en los europeos), sino porque la novela se vuelca a explorar un universo difícil de describir con palabras: el sentido del olfato. Efectivamente, el protagonista de El perfume es Jean-Baptiste Grenouille, un huérfano parisino que vive en el siglo XVIII y al nacer se manifiesta su extraordinario sentido del olfato, capaz de hacerle percibir los aromas más tenues, incluso los de las personas y sus emociones. A la vez, Grenouille debe pagar su don con la maldición de carecer de un aroma propio, lo que hace que las personas lo rechacen instintivamente, alejándose de él.
En busca de una esencia, Grenouille aprenderá los secretos del oficio de perfumista, pero no tardará en mostrarse como un verdadero monstruo, capaz de superar los límites del horror de los lectores con sus actos perversos. Como Süskind lo describe en las primeras líneas de su libro, se trata de “uno de los hombres más geniales y abominables de una época en la que no escasearon los hombres abominables y geniales”.

Opinión personal: Es un desafío para Süskind narrar la percepción que un hombre tiene del mundo a partir de su nariz, pero el escritor logra salir airoso de su empresa. A mi entender, no ocurrió lo mismo con el cineasta. Recomiendo fervientemente la novela, pero sólo para los fanáticos que deseen satisfacer su curiosidad, puedo llegar a recomendar su adaptación al cine.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *