El señor de las moscas de William Golding

Título: El Señor de las Moscas
Autor: William Golding
País: Inglaterra
Año de publicación: 1954
Idioma original: Inglés
Título original: Lord of the Flies
Páginas: 256
Web: Página con un extenso análisis de la novela (en inglés).

Comentario: El ganador del premio Nobel de Literatura William Golding retrata en esta novela el fracaso de la sociedad humana, que sucumbe ante los bajos instintos que son naturales en el hombre. La maldad, la ambición, la lucha por el poder, el miedo, son todos elementos presentes en el ser humano, frente los cuales éste no puede hacer nada. Más de un crítico ha señalado la relación entre Golding y el libro Leviatán del filósofo Thomas Hobbes, aquel quien dijera “el hombre es el lobo del hombre”.
El argumento de El Señor de las Moscas gira alrededor de un grupo de niños ingleses que sobreviven a un accidente aéreo, y terminan en una isla desierta. Al encontrarse solos, los niños emprenden la construcción de lo que piensan será una sociedad utópica: la descripción de los paisajes paradisíacos acompaña las actividades de los niños, sus zambullidas en el mar y sus juegos y aventuras sin los límites impuestos por los adultos. Pero no transcurren muchos capítulos antes de que la descripción del espíritu infantil se convierta en un retrato del salvajismo, y la utopía pase a transformarse en una distopía.
Al verse frente a frente con las dificultades (la constante necesidad de alimento, la oscuridad, el miedo, el enfrentamiento entre dos niños muy carismáticos que hacen las veces de líderes) los conflictos no tardarán en aparecer. La elección de una autoridad, la división del trabajo, la necesidad insatisfecha de normas y de moral, todo se conjugará en la violencia y el caos. La hoguera –símbolo de la esperanza de ser rescatados- se apagará, y con ella se manifiesta el olvido del mundo exterior, y el abandono a la naturaleza anárquica y salvaje del ser humano.
El Señor de las Moscas ha sido adaptada al cine –con algunos cambios en su argumento, pero siguiendo la línea esencial- en 1990.

Opinión personal: Es un libro duro y pesimista, si bien brillante y lleno de símbolos. El título de la novela hace referencia a la bestia interior que todo hombre lleva consigo, que aunque nuestra moderna civilización parezca apaciguar sólo está esperando el momento oportuno para emerger y arrastrarnos con ella.


3 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *