El Señor de los Anillos II de J.R.R. Tolkien

Título: El Señor de los Anillos. I- Las dos torres
Autor: J.R.R. Tolkien
País: Inglaterra
Año de publicación: 1954
Idioma original: Inglés
Título original: The Lord of the Rings. I- The two towers
Páginas: 462
Web: Sitio web sobre la adaptación al cine de 2002.

Comentario: Para quienes hayan disfrutado de la primera parte de la obra monumental de Tolkien, El Señor de los Anillos, leer este segundo tomo no será una elección sino una necesidad: no se trata de una secuela debido al éxito, sino que el autor desde un primer momento planteó su novela como una obra completa, y fue decisión de los editores dividirla en tomos, debido a su extensión.
Las dos torres narra la historia de los integrantes de la Comunidad, ahora divididos. Por un lado, los hobbits más jóvenes viven sus aventuras, primero con los orcos –quienes los llevan prisioneros- y después con los ents, un pueblo de pastores de árboles, en donde Tolkien refleja su temprana conciencia de ecologista. El trío interracial compuesto por el montaraz Aragorn, el elfo Legolas y el enano Gimli, se involucra más y más en la guerra que los hombres se preparan a librar contra Mordor. Nuevos personajes aparecerán en escena, y alguno que se creía muerto revivirá.
Al igual que el primer tomo, Las dos torres también está dividido en dos libros. El libro cuarto cuenta las aventuras de Frodo y Sam adentrándose en Mordor, una tierra yerma, hostil y plagada de peligros. Los hobbits se dirigen al Monte del Destino conducidos por el líder más inesperado: la criatura Gollum que, corrompida por el poder del Anillo que una vez fue suyo, se encuentra permanentemente librando una lucha consigo mismo. De cuál de sus dos mitades triunfe depende la vida de los hobbits y el éxito de la misión.
Tolkien no deja bien en claro a cuáles dos torres hace referencia el título: por un lado, puede tratarse de a Orthanc y Barad-dûr (las dos torres del enemigo), a Minas Tirith y Barad-dûr (las más poderosas de cada bando), o a Orthanc y Cirith Ungol (en las cuales transcurre buena parte del libro).

Opinión personal: Si bien es una segunda parte, ha de leerse como la continuación de un todo, ya que El Señor de los Anillos es una única gran novela. Este segundo tomo contiene el nudo de la historia, aunque el hecho de tener separados a los personajes principales y perderlos de vista durante tantos capítulos, puede poner algo ansiosos a los lectores más entusiastas.

4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *