En azúcar de sandía de Richard Brautigan

En azúcar de sandía se publicó por primera vez en el año 1968, época de largas melenas, chalecos floreados, experimentación con drogas y amor libre. Richard Brautigan describe aquí su visión de la vida en una comuna. Se trata de un lugar atípico: en primer lugar, recibe el nombre de yo MUERTE, y su origen, no muy claro, parece remontarse a una lucha mítica contra Los Tigres, que eran algo así como hombres malvados… o quizá no tanto.
En esta comuna, donde casi todo se construye con azúcar de sandía, la gente sólo trabaja cuando tiene ganas, el dinero no existe, el sol cambia cada día de color y el olvido es uno de los bienes más preciados. Pero todo se ve alterado con la llegada de Hervor, personaje esquivo y huraño que, en compañía de su banda, se retira a vivir a la Olvidería, ese almacén infinito desde donde preparan algo que los habitantes de yo MUERTE nunca olvidarán.
En azúcar de sandía es la novela más metafórica de Brautigan. Fiel a su estilo, se decanta ahora por un humor más sombrío y ofrece una singular reflexión sobre nuestro propio tiempo, que se vuelve aún más absurdo al contemplar el mundo libre y sencillo imaginado por Brautigan.
Este escritor americano alcanzó su máxima popularidad durante los años 70 del siglo XX gracias a su mezcla de humor negro, sátira y zen. Creció en un hogar pobre pasó parte de su vida en prisión y como paciente de un hospital psiquiátrico, luego de lo cual comenzó a publicar sus cuentos y poesías hasta que en 1958 publicó su primera novela. En 1961 terminó La pesca de la trucha en América, que en 1968 se convertiría en un éxito que vendió millones de copias en todo el mundo.


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *