Ficciones del interludio de Fernando Pessoa

Título: Ficciones del interludio
Autor: Fernando Pessoa
País: Portugal
Año de publicación: 1998
Idioma original: Portugués
Título original: Ficções do interlúdio
Páginas: 498
Web: Página en español dedicada a Pessoa.

Comentario: Este volumen contiene la totalidad de poemas que, en portugués, fueran publicados en vida del autor, con excepción del libro Mensagem. En vida, el autor se dedicó al periodismo y a las traducciones, también publicó algunos poemas, ya sea bajo su nombre o el de sus heterónimos. Sin embargo, la obra de Pessoa es muy vasta, y aún no ha sido estudiada en su totalidad: luego de su temprana muerte, acaecida en 1935, se descubrió un legendario baúl con miles de poemas inéditos, que el autor dejó anotados en papeles dispersos.
Fernando Pessoa sólo publicó con su nombre real algunos de sus poemas: para los demás utilizó diversos heterónimos, es decir, personalidades poéticas separadas. Cada una con una temática y un estilo muy particular, Ricardo Reis, Alberto Caeiro y Álvaro dos Campos son las más conocidas. Caeiro es una suerte de maestro de los demás: de poesías bucólicas y un canto a la sencillez, al panteísmo y a la naturaleza (“Pero si Dios es los árboles y las flores / Y los montes y la luna y el sol, / ¿Para qué llamarlo Dios?”). Reis sigue el modelo de los clásicos latinos (“Amo las rosas del jardín de Adonis, / Esas rosas fugaces, Lidia, amo, / Que mueren en el día, / En que nacen”). Finalmente, Dos Campos apuesta al futurismo y la exaltación del acelerado presente en que vive (“¡Oh ruedas, oh engranajes, r-r-r-r-r-r-r eterno! / ¡Fuerte espasmo retenido de la maquinaria en furia!”).
La temática de la soledad del individuo, del sinsentido y la saudade (a veces traducida como “nostalgia”) recorre la obra del gran poeta portugués, dándole unidad de sentido a la diversidad de su producción.

Opinión personal: Si un lector, sin que conozca la lengua original, es capaz disfrutar de la poesía aún cuando ésta ha pasado por el filtro de la traducción, esto significa que el poeta es grande: que más allá de que –como es el caso- haya reivindicado su lengua como su patria, tiene algo que transmitirle a toda la humanidad. Considero que eso ocurre justamente con Pessoa. Ayuda además la excelente edición bilingüe portugués-español que publicó Emecé.


2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *