Flora Poste y los artistas de Stella Gibbons

Para todos aquellos lectores que hayan disfrutado del humor de Stella Gibbons en La hija de Robert Poste, llega a las librerías la traducción al español de la continuación de esa obra: Flora Poste y los artistas. Han transcurrido dieciséis años desde que la díscola y encantadora Flora Poste pusiera el pie por última vez en el pintoresco pueblo de Howling. Ahora regresa para colaborar con los consternados Starkadder, propietarios de la granja de Cold Comfort. La finca ha devenido museo, decorado en falso estilo rústico inglés, y se ha convertido en el lugar de celebración de una conferencia del Grupo de Expertos Internacionales, entre los que se cuentan indescriptibles pintores, escultores fastidiosos, excéntricos sabios orientales, y toda una plétora de intelectuales impertinentes cuya máxima obsesión es dejar pasmados a los lugareños. Stella Gibbons vuelve a sorprender con una nueva sátira sobre el estirado establishment artístico inglés.
La autora nació en Londres en 1902, la mayor de tres hermanos. Recibió de sus padres una educación típicamente femenina. Su padre, médico con tendencias suicidas, alcohólico y adicto al láudano, marcó a Gibbons, quien se basó en ese material para crear a los grotescos Starkadder, protagonistas de la obra. En 1921, Stella se matriculó en periodismo, y luego empezó a trabajar en la British United Press. La hija de Robert Poste fue publicada en 1932 y su éxito fue instantáneo. En 1934 la novela fue galardonada con el Prix Femina-Vie Heureuse. De hecho, Gibbons es conocida casi exclusivamente por esta obra, considerada la novela cómica más perfecta de la narrativa inglesa del XX.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *