Harry Potter y el Misterio del Príncipe de J. K. Rowling

A medida que la saga de Harry Potter fue cobrando adeptos en todo el mundo, la salida del libro siguiente a la venta comenzó a vivirse con una expectativa nunca antes vista en el mundo editorial. Contratos de confidencialidad, apuestas en importantes casas sobre qué personajes morirían en este tomo y maratones de lectura colectiva fueron tan sólo algunos de los acontecimientos que marcaron la publicación del sexto tomo, Harry Potter y el Misterio del Príncipe –en realidad, Harry Potter y el Príncipe Mestizo hubiera sido una traducción más fiel-.
Este libro de J. K. Rowling funciona como “la primera parte del final”, y puede verse como la novela menos independiente de la saga, ya que sus acontecimientos están estrechamente vinculados con lo que sucederá en el siguiente y último libro. Sin embargo, para los fanáticos de la saga, Harry Potter y el Misterio del Príncipe es uno de los mejores libros, ya que si bien continúa utilizando la estructura del relato policial, los personajes ganan en complejidad y en ambigüedad, sobre todo el del profesor Severus Snape (aunque la verdad sobre el mismo no se revela hasta uno de los últimos capítulos del siguiente tomo).
Devastado por lo acontecido en el quinto libro, Harry comienza su sexto año en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería dispuesto a asumir su destino, haciéndose cargo de lo que la profecía ha dicho y preparándose para enfrentarse con Voldemort dejando todo en el combate. El Profesor Dumbledore decide darle unas lecciones muy importantes: en el pasado de Voldemort puede hallarse la clave para derrotarlo.
Pero mientras tanto, el año escolar sigue y Harry tiene otras preocupaciones: la relación entre sus amigos Ron y Hermione se ha vuelto muy tirante, y en cuanto a él mismo, ha comenzado a sentirse atraído por una chica que siempre ha estado cerca suyo. Y la escuela no da tregua: por lo menos, Harry ahora cuenta con la ayuda de un libro de pociones que perteneció a un misterioso personaje, aquel que se llama a sí mismo el Príncipe Mestizo. Y tal vez tenga más que ver con Harry de lo que él cree.

Opinión personal: Junto con Harry Potter y el prisionero de Azkaban, es uno de mis favoritos. Un final impactante que nos deja con ganas de más. ¡No puedo esperar para ver la adaptación al cine!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *