La espuma de los días de Boris Vian

Título: La espuma de los días
Autor: Boris Vian
País: Francia
Año de publicación: 1946
Idioma original: Francés
Título original: L’écume des jours
Páginas: 192
ISBN: 8420634549
Web: Sitio oficial del autor (en francés). Página sobre esta novela (en francés).

Boris Vian fue un polifacético artista francés, que en sus 39 años de vida llegó a ser, además de escritor, cantante, compositor, ingeniero, inventor. Se reconoció su labor en el jazz así como en literatura (teatro, cuentos, poemas y novelas). Su obra resultó a menudo controvertida y polémica. Fue amigo de los filósofos existencialistas y se codeó con los grandes del jazz, tales como Duke Ellington, Charlie Parker y Miles Davis. Al momento de su muerte llevaba una seguidilla de fracasos literarios, y tan sólo unos años después se reconoció unánimemente su valor como artista.
La espuma de los días es una de sus primeras novelas. Está ambientada en un ambiente surrealista. Sus personajes son seres absolutamente artificiales, inocentes en exceso, representaciones de la pureza frente a un mundo hostil. Los protagonistas son dos amigos, Colin y Chick, y sus dos parejas, Chloé y Alise. Colin es una posible representación del propio Boris Vian. Amante del jazz, rico, desentendido del mundo del trabajo, se vuelca a adorar a su amada Cholé. Ésta es una joven ideal, quien enferma súbitamente –le crece un nenúfar en los pulmones-. Colin se desvive por recuperar a su amada, pero se ve desbordado por los acontecimientos. Mientras tanto, Chick pelea contra la falta de dinero y se debate entre el amor a Alise y la profunda admiración por el filósofo Jean Sol Partre (una evidente parodia de Sartre), al que lee y cita sin terminar de entenderlo.
El jazz tiene un lugar predominante en la novela: “Sólo existen dos cosas importantes: el amor, en todas sus formas, con mujeres hermosas, y la música de Nueva Orleans o de Duke Ellington”. Tampoco faltan las críticas al mundo del trabajo y a la religión. Asimismo, un fuerte componente irreal (por ejemplo, hay un personaje que el un pequeño ratón, que habla y siente) permite a Vian tomar distancia y observar a lo lejos los defectos de un mundo de por sí absurdo.

Opinión personal: La espuma de los días es una novela muy triste y muy extraña, que a la vez no puede sino arrancarnos de vez en cuando una sonrisa.

10 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *