La muerte llega a Pemberley de P. D. James

Una extraña reunión entre dos de las escritoras más importantes de la literatura inglesa: la escritora contemporánea de novelas policiales P. D. James rinde un homenaje a la gran Jane Austen en su más reciente trabajo: La muerte llega a Pemberley. Aquí se permite imaginar las vidas de los personajes de la novela Orgullo y prejuicio, esta vez envueltos en un misterio.
Los Bennet han sido afortunados como para casar a cuatro de sus cinco hijas, y todos viven felices. Es el año 1803, y ya hace seis años de que Darcy y Elizabeth se han casado. Viven en Pemberley, la magnífica mansión de Darcy, donde crían en completa felicidad a sus dos niños y planifican la futura boda de la hermana de Darcy, Georgiana. Todo parece perfecto.
Pero en las vísperas del esperado baile anual de otoño, una terrible noticia conmociona a la familia. Un carruaje ha salido sale a toda prisa de la residencia, llevándose a Lydia, la hermana descarriada de Elizabeth, con su marido, el desventurado Wickham, expulsado de los dominios de Darcy. Pero Lydia regresa conmocionada, gritando que su marido ha sido asesinado. Con pasmosa rapidez, la residencia de Pemberley se ve sumergida en un misterio escalofriante.
Inspirada por una pasión de toda la vida por Jane Austen, P. D. James recrea magistralmente el mundo de Orgullo y prejuicio, añadiendo esa cuota de misterio y suspenso que solo una de las mejores escritoras policiales contemporáneas podía proporcionarle.
P. D. James (seudónimo de Phyllis Dorothy James) estudió en Cambridge. Trabajó como administradora en la Seguridad Social y después como funcionaria pública del ministerio del Interior. Empezó a escribir relativamente tarde y publicó su primera obra, Cubridle el rostro, en 1963; en ella aparece por primera vez el policía Adam Dalgliesh, su personaje más famoso.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *