La presa de Kenzaburo Oé

Kenzaburō Ōe es uno de los dos escritores japoneses que han llegado a ganar el Premio Nobel de literatura. Nacido en 1935, fue profesor del Colegio de México. Hubo un evento que marcó su vida y su carrera literaria: el nacimiento de su hijo, Hikari Ōe, quien padece de deficiencia mental, lo que lo llevó a escribir Una cuestión personal (1964).
Pero La presa, libro por el cual recibiera en 1958 el Premio Akutagawa, tiene una temática diferente: en esta breve novela Kenzaburo Oé narra sus vivencias infantiles en tiempos de la Segunda Guerra Mundial. De todas maneras, tiene en común con libros posteriores del autor la dureza de su prosa (por la cual se lo ha comparado a Dostoievski), la reflexión sobre la infancia como el lugar (frágil) de la inocencia y el énfasis en las descripciones del cuerpo humano.
La presa es la historia de un pequeño pueblo perdido en las montañas que vive la guerra como una serie de noticias lejanas. El niño que cuenta la historia pasa sus días jugando con su hermano menor y con Morro de Liebre, otro niño del lugar. Un día, llega la noticia de que un avión enemigo ha sido derribado en los alrededores, y no solamente eso, sino que también ha quedado un soldado vivo. Éste es capturado y traído al pueblo, donde se esperan órdenes de “la ciudad”. Los niños se asombran al ver a este gigante negro, en quien parecen ver a un animal salvaje que poco y nada tiene de humano. Progresivamente se van acercando al soldado, con quien llegan a establecer una comunicación y quien poco a poco se convierte en el centro de sus vidas.
La traducción de La presa al español ha sido llevada a cabo por Yoonah Kim con la colaboración de Joaquín Jordá.

Opinión personal: La presa es un libro durísimo, difícil de leer pese a su brevedad, en el que asistimos a la mirada de un niño, y a su pasaje de la inocencia a la adultez en el peor de los mundos posibles. Un realismo crudo que por momentos se torna insoportable, en pos de transmitir un mensaje poético sobre la crueldad de la naturaleza humana.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *