Las aventuras de la princesa y el señor Fu de Patrick Rothfuss

Más allá de la portada con una niña y un osito de felpa, Las aventuras de la princesa y el señor Fu no es un cuento para niños. Puede que por sus ilustraciones o por su título lo parezca, pero no son más que las apariencias. En verdad, se trata de un cuento para adultos que tengan un sentido del humor un tanto sórdido y que conserven su apreciación por los cuentos de hadas a la vieja usanza. Esta historia tiene tres finales. Si se detiene la lectura en uno u otro, el cuento es totalmente distinto. Hay un final tierno y otro espantoso. El último es el final real, el que te clava los dientes.
Las aventuras de la Princesa y el señor Fu da un giro lúgubre a los cuentos infantiles ilustrados tradicionales. Lo dicho: este no es un cuento para niños. A quienes recuerden a Patrick Rothfuss por libros como El nombre del viento y El temor de un hombre sabio (que en este blog ya hemos reseñado) les sorprenderá más que a ninguno.
Este librillo ha recibido críticas estupendas. Dijo Booklist: “Rothfuss y Taylor comparten un sentido del humor maravillosamente perverso. La inclusión de tres finales sucesivos, cada uno más siniestro que el anterior, permite que los débiles de corazón se queden con los primeros, pero la verdad es que el último es demasiado bueno para perdérselo. Una pequeña joya.”
Patrick Rothfuss, nacido en Madison, Wisconsin, en 1973, saltó a la fama con su primera novela, El nombre del viento, traducida a veintiséis lenguas y ganó el Premio Quill al mejor libro de literatura fantástica. Amazon.com lo seleccionó entre sus diez «joyas ocultas» de 2007 y le dedicó una reseña entusiasta. Lectores de todas las edades lo recomiendan fervorosamente.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *