Las soledades de Babel de Mario Benedetti

El pasado 17 de mayo moría, a sus 88 años, uno de los más importantes poetas que haya dado la literatura uruguaya: se trataba, por supuesto, del querido Mario Benedetti. Tras su partida, ha recibido muchos homenajes en los medios del mundo y en su Uruguay natal, y ha recibido el reconocimiento público de figuras como José Saramago. A su muerte, el presidente uruguayo decretó duelo nacional.
Su vasta producción literaria alcanzó los 80 libros, entre poemarios, obras de teatro, cuentos, ensayos y novelas. Benedetti se desempeñó como la voz de toda una generación uruguaya. Su vida en el exilio (debió irse de su país huyendo de la dictadura militar que asoló tanto a Uruguay como a Argentina, adonde primero había ido, para terminar viviendo diez años en España), su regreso al país y sus profundas convicciones ideológicas, todo quedó reflejado en su poesía.
En 1991, ocho años después de haber regresado a Uruguay, Benedetti publicó el poemario Las soledades de Babel, el cual dedica, como otros libros suyos, a Luz, la mujer con quien compartió seis décadas de matrimonio, hasta la muerte de ella, acontecida en 2006. Las soledades de Babel cuenta con ochenta y dos poemas divididos en seis secciones: Aquí lejos, Babel, Tréboles, Saturaciones y terapias, Caracol de sueño y Praxis del fulano. Las temáticas de los poemas giran en torno a la (in)comunicación, el exilio y las dificultades de sobrellevarlo, las luchas sociales que marcan la historia de la humanidad, la memoria, la tristeza, el amor. También hay reflexiones metaliterarias sobre el propio quehacer poético: “Los adjetivos que me sobran / van como siempre al cubo de desechos / más tarde llegarán / a la galaxia de los basurales”.
Se trata de una muestra representativa de la amplia producción de Mario Benedetti, quien no dudó en combinar el quehacer artístico con sus convicciones políticas, convencido el poeta de que, con la pluma y no con la espada, es posible transformar al mundo.

Opinión personal: Las soledades de Babel no es un poemario que se destaque entre los de la pluma de Benedetti, pero tampoco desentona. Un vasto conjunto de poemas sencillos y muy sinceros. Vale su lectura para tener presente una vez más su figura inolvidable.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *