Lo mejor de la quincena

Nos volvemos a encontrar, como cada segundo domingo, con las recomendaciones de posts publicados en blogs amigos y de temáticas afines con el nuestro. En esta oportunidad, dos dilemas relacionados con la educación de los chicos (un tema que me toca de cerca, como docente que soy): la alfabetización y la enseñanza de puntuación y ortografía. Un poco de humor, con los haikus escritos por el japonés menos pensado. Un poco de nostalgia, paseándonos por las calles de París. Y una gran tristeza y gratitud, en la despedida a un genial escritor español que nos ha dejado por estos días.


El manifiesto por la alfabetización
: Desde el blog Los futuros del libro, Joaquín Rodríguez nos habla de esta decisión de los británicos de que sus autoridades públicas intervengan activamente con el propósito de hacer de cada niño, un lector. Me parece loable la intención, aunque me pregunto si es posible realmente hacer algo por aquellos chicos que no tienen a sus padres como modelos de lector a seguir. Por lo menos, lo veo muy difícil en un país como el mío, aunque tal vez en Europa sí funcione.

Libros para escribir más y mejor: Perdón, imposible: Desde que hace un mes comencé a trabajar como maestra de lengua en un quinto grado (niños de diez años aproximadamente) me vengo dando cuenta de que enseñar ortografía es más difícil de lo que parece. Aquí, Javier desde su librería nos reseña dos libros dedicados, si bien no a la ortografía, sí a la puntuación y a cómo mejorarla. Me gustaría poder echarles un vistazo, por cierto.

Godzilla como autor de haikus: Una curiosidad para leer con una sonrisa. ¿Cómo sería la expresión del mayor monstruo que la cultura nipona ha arrojado? Precisamente, en aquella deliciosa forma que también han sabido dar a conocer: el haiku. Diecisiete sílabas que transmiten sentimientos tan profundos que nunca nos los hubiéramos imaginado en boca del temible lagarto destructor, toda su alma volcada en esas pocas y deliciosas palabritas…

París. Nocturno de primavera: Un blog como Una temporada en el infierno siempre ha sabido combinar en su dosis justa las palabras y la fotografía. Estas imágenes y meditaciones en París a finales del invierno no son la excepción. Por unos pocos instantes tuve la impresión de ir caminando yo también por esas veredas húmedas, mis mejillas frías y mi corazón en una ciudad a la que aún nunca he ido en la vida pero a la que creo conocer tan bien.

En homenaje a Miguel Delibes, maestro de la palabra: En un blog (por cierto, muy bueno) habitualmente dedicado a los libros sobre economía, su autor Pedro Calvo no pudo, y no quiso, dejar de homenajear al recientemente fallecido Miguel Delibes. Un gran autor a quien yo también llegué a leer, gracias a la recomendación de un amigo, y que hoy es una lástima que ya no esté entre nosotros. Vaya esta breve recomendación como un pequeño homenaje a su memoria, también por parte nuestra.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *