Lo mejor de la quincena

Dos series de televisión que viajaron en el tiempo: En una época en la que el cine se ha deslucido, el talento y la sorpresa se han trasladado al universo de las series televisivas. En esta entrada, Jorge Letralia nos recomienda dos series “cuyas historias emocionan sin presumir, hechas para nada más que el disfrute”: Burn Notice y White Collar. Si bien reconozco que son una deuda pendiente en mi agenda –miro series, pero no más de una o dos a la vez-, agradecemos y compartimos la recomendación.

Devoradores de cadáveres, de Michael Crichton: Al igual que Balbo, yo tampoco sabía que la película El guerrero número 13, con Antonio Banderas, estuviera basada en un libro del autor superventas de los Estados Unidos. Pero por cómo hablan en Hislibris de esta novela, todo parece indicar que vale la pena, mucho más que la cinta, que por lo que recuerdo pasó bastante desapercibida.

Librerías y edición 21: Desde Pensódromo, en este excelente artículo se analizan las diferentes maneras que tienen las librerías y las editoriales a la hora de abordar la crisis. ¿Cuáles son las salidas posibles? Se analizan las perspectivas de Ismael Gómez García, autor de Ágora o nunca, y la de Manuel Gil en Antinomias libro, posturas encontradas frente a las cuales hay que tomar una posición.

La historia de mi pureza, de Francesco Pacífico: Muy divertida la crítica de Comiquera a esta novela italiana. No todas las buenas reseñas son aquellas que alaban ciegamente a los libros, sino también aquellas que apelan a la ironía, las críticas justificadas y el sentido del humor. Por cierto, no voy a decir que me atraería la lectura de la novela, pero no puedo dejar de recomendar la divertida manera que tiene Comiquera de desplegar sus argumentos y quejarse de su mala racha. ¡Ya habrá un buen libro para más adelante, amiga!

Martin Amis. La casa de los encuentros: Y para cerrar, ahora sí, con una recomendación que valga la pena, los invito a leer ésta de Palimp. Me siento identificada con las dificultades para reseñar un libro que se ha leído hace mucho tiempo. Y aprecio que siempre nos obsequie con una fragmento de la obra en cuestión.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *