Lo mejor de la quincena

Una de las secciones más esperadas por los lectores de Blog de Libros (por lo menos, eso es lo que se refleja en vuestros comentarios) es ésta, las recomendaciones para seguir leyendo entradas de otros blogs amigos. De esta manera, las lecturas se están multiplicando, tenemos la oportunidad de conocer nuevas e interesantes páginas y de seguir haciendo cada vez más recomendaciones.

El Evangelio según Jesucristo, de José Saramago: Una reseña breve y acertada, de un libro que hace poco hemos comentado también aquí. Nunca están de más las invitaciones para leer a este autor portugués. Además, acá en Blog Libros, Escarlata da cuenta breve y concisamente del escándalo que rodeó en su momento a esta novela.

Italo Calvino nos aclara quién es buen lector: Desde el blog Top Libros, Javier Saez comparte con nosotros un breve e impecable texto del genial escritor italiano. Imposible no sonreírse ante este Buen Lector que cumple con su ritual de preparación de lecturas veraniegas… sólo para dejar correr los días sin llegar a tocar los volúmenes. Más de uno se sentirá identificado con la situación propuesta.

Concurso “La gran aventura de los griegos”: Desde Hislibris, un blog dedicado especialmente a los libros de historia, Javi LR ha invitado a los lectores a responder a diario algunas preguntas sobre la historia griega, según se anuncia “sin ningún ánimo de evaluar sino de exponer respuestas”. Me parece una propuesta entretenida, y lo mejor es que hay premios. ¿ Quién se anima a participar?

Leer es sexy : Jorge Letralia nos trae a colación una cuestión espinosa: la gente que miente sobre qué libros han leído, para darse tono y, básicamente, ligar con mayor facilidad. ¿Y ustedes, lectores? ¿Han mentido alguna vez sobre haber leído cierto libro? Yo debo confesar que sí lo he hecho, pero no por los motivos que comentan en el blog amigo. De cualquier manera, un post divertido y que da para que se arme el debate.

Libros abandonados: Desde Bibliographos.net, nos comentan sobre una iniciativa que tuvo el dueño de un almacén abandonado por Amazon, gracias a el cual la gente pudo entrar a revolver miles de libros dejados a su suerte y llevarse lo que quisiera. ¡Lástima que sucedió en Inglaterra! Hubiera ido con mucho gusto.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *