Los bárbaros de Alessandro Baricco

Alessandro Baricco es uno de los nombres que más resuenan en la literatura italiana contemporánea. Ha alcanzado la fama internacional gracias a sus novelas, entre las que se destacan Seda, City, Océano mar, Sin sangre, entre otras. Pero Baricco también es un prolijo ensayista, como lo demostrara en Next, dedicado a la globalización. En Los bárbaros, publicado hace cuatro años en Italia, nuevamente aborda un tema que nos toca de cerca: el “desmatelamiento sistemático de todo el armamento mental hereditario de la cultura decimonónica, romántica y burguesa” que estamos viviendo en nuestra época.
Baricco analiza la crisis de la época contemporánea como una mutación, en la cual un “otro” –designado como “bárbaro” por la cultura que quiere pervivir pero posiblemente no lo logre-, está cambiando los valores imperantes desde costados tan disímiles como son la política, Internet, el vino o el fútbol.
No es algo nuevo que los cambios generacionales sacudan las estructuras de poder: Baricco recuerda cómo en su momento hasta el mismo Beethoven, con su Himno a la Alegría, fue considerado como escandaloso e incomprensible por quienes lo escuchaban. El autor cambia la idea de destrucción por la de un cambio profundo e imparable frente al cual debemos tomar partido: aceptarlo y adaptarnos, o seguir aferrándonos con uñas y dientes a un pasado que, Baricco demuestra, muchas veces resulta distorsionado por la memoria. Por ejemplo, en el caso de los libros. No es que “la gente no lea” (o que lea sólo autoayuda y autobiografías de artistas de cine): el público lector de literatura se ha incrementado en realidad, pero ha sido drásticamente mayor la proporción de nuevo público lector que se ha apropiado del objeto libro y ha hecho de él algo que no es literatura. Estos hechos no entran en contradicción, lo que leen unos no lo leen los otros. Sin embargo, la visión apocalíptica de que la literatura desaparecerá tiene mucho peso.
Este ensayo obliga a los lectores a cuestionarse acerca del lugar que ellos mismos ocupan en esta mutación. ¿Nos transformamos en agentes del cambio, o bien nos lamentamos de que la vieja cultura imperante esté extinguiéndose inexorablemente?

Opinión personal: La pluma de Alessandro Baricco me gusta en sus novelas porque es poética sin pecar de pretenciosa. Sin llegar a ser poéticos, sino más bien propios de la pluma de un intelectual contemporáneo, el ensayo Los bárbaros se salva de llegar a ser soberbio. Vale la pena leerlo, así sea por su lenguaje ameno y para saber de qué lado estamos con respecto a sus ideas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *