Los peces no cierran los ojos de Erri de Luca

Erri de Luca es uno de los escritores italianos contemporáneos más importantes. Ha sido nombrado escritor de la década por el Corriere della Sera, y galardonado con los premios France Culture, Femina Étranger, Laure Bataillon y Petrarca.
En Los peces no cierran los ojos, recrea en forma de novela un fragmento de su infancia. «Nacer y crecer en Nápoles agota el destino: vaya uno donde vaya, ya lo ha recibido como dote, mitad lastre, mitad salvoconducto.»
A los diez años, la edad se escribe por primera vez con dos cifras. Aquel verano lo pasa en un pueblo costero cerca de Nápoles, entre la pesca y los libros, los paseos en solitario o aquellos en los que lo acompaña su madre, de quien sigue necesitando cierta protección, y los encuentros con los muchachos del barrio. Así deja correr los días, hasta que conoce a una niña de su edad, sin nombre, en la playa. Ella será quien le descubra el peso de palabras como amor o justicia. Un aprendizaje que se le quedará grabado para siempre.
Esta novela, Los peces no cierran los ojos, ha destacado de nuevo a Erri de Luca entre los lectores y la crítica: dijo L’Unità “Un pequeño milagro”; dijo Il futurista “De Luca nos cuenta qué es crecer con la cruda sensibilidad de la que es un gran maestro”.
El autor italiano Erri de Luca inició la carrera diplomática pero luego la abandonó. En Roma fue dirigente del movimiento de extrema izquierda Lotta Continua. Trabajó en diversos oficios en Italia, Francia y África. Cerca de los cuarenta años, comenzó a escribir y ha colaborado en periódicos, tanto en temas políticos como en alpinismo, disciplina de la que es aficionado. «El único escritor auténtico que por ahora nos ha dado el siglo XXI», Corriere della Sera.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *