Los poetas malditos

Un término que suena atractivo debido a su resonancia casi bíblica: ¿poetas malditos? ¿A qué se refiere este término? ¿Quiénes fueron (o quiénes son) los poetas a los que les cupo semejante apelativo o condena? ¿Y por qué están malditos? Todas éstas son las preguntas con las que se puede enredar un estudiante de escuela media, antes de enterarse de que el origen de este término tan curioso proviene del título de un libro de Paul Verlaine, él mismo considerado uno de los poetas malditos por excelencia.

A qué se llama poeta maldito

Un poeta maldito (en francés poète maudit) es un poeta que vive su vida por afuera de la sociedad o en directa confrontación con ella. El abuso de las drogas o el alcohol, la locura, el crimen, la violencia y en general cualquier conducta no aprobada por la sociedad son los típicos elementos que caracterizan la figura del poeta maldito. A menudo, sus vidas terminan de manera trágica y con muertes prematuras, con frecuencia no llegan a recibir un reconocimiento en vida sino que su figura se hace famosa póstumamente.
Ya al delinear la figura en general seguramente al lector más experimentado se le ocurran varios nombres del siglo XIX y XX, pero el primer poeta maldito –y su prototipo- es anterior. Se trata de François Villon, uno de los más importantes poetas del siglo XV, ladrón y vagabundo, cuya obra más conocida es La balada de los ahorcados. La escribió precisamente cuando aguardaba, en la cárcel, su propia ejecución, que finalmente le fue conmutada por el destierro de París. Nada más se supo de él desde aquel momento.

Orígenes del término

El término poeta maldito, sin embargo, no se utilizaba en los tiempos de Villon, y no se acuñó hasta el siglo XIX, precisamente en el año 1832 cuando Alfred de Vigny llamó en su drama Stello a los poetas “la raza que siempre será maldita por los poderosos de la Tierra”.
Sin embargo, el término devino de uso más frecuente cuando Verlaine publicó su libro Los poetas malditos, en 1888, una prosa poética en la que se rinde homenaje a seis poetas: Tristan Corbière, Arthur Rimbaud, Stéphane Mallarmé, Marceline Desbordes-Valmore, Auguste Villiers de L’Isle-Adam y Pauvre Lelian (anagrama de Paul Verlaine).

Otros poetas malditos

En un principio, el término se utilizaba solamente para designar a algunos de los seis poetas incluidos en el libro de Verlaine. Pero más adelante fue utilizándose para designar escritores (o artistas en general) cuyas vidas y arte están fuera o en contra de la sociedad. También se usa el término “malditismo”. El poeta y editor Pierre Seghers publicó una antología – “Poètes maudits d’aujourd’hui: 1946-1970”- recolectando trabajos de poetas del siglo XX tales como Antonin Artaud, Jean-Pierre Duprey y otros diez. El término también se utiliza fuera de Francia.
Hoy en día es muy común asociar el término “poeta maldito” a autores como Baudelaire –cuya poesía encarna el sufrimiento-, Edgar Allan Poe –que en vida fue definitivamente un poeta maldito-, Thomas Chatterton, el conde de Lautréamont, Émile Nelligan, John Keats, García Lorca y otros tantos.
La figura del poeta maldito, en los últimos años, apareció muy ligada al mundo del rock: Janis Joplin, Brian Jones –uno de los fundadores de los Rolling Stones-, Jim Morrison, Jimmy Hendrix y Kurt Cobain representan perfectamente la figura del artista cuya vida se consumió antes de tiempo y que pasa a ser leyenda.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *