Los recursos poéticos – Segunda parte

En esta ocasión, seguiremos viendo algunos de los recursos poéticos (que pueden utilizarse tanto en verso como en prosa). Este tipo de figuras puede estar basado tanto en el sonido, como también en la sintaxis o en el significado de las expresiones. En cualquiera de los casos, se enriquece la expresión verbal.
Los recursos poéticos también son empleados, a veces in darnos cuenta, en el discurso cotidiano. La publicidad ha sabido utilizarlos para llamar la atención de los consumidores. Pero de todas maneras sigue siendo en la literatura donde más se puede apreciar todo su poder expresivo.

Recursos basados en el sonido

Polisíndeton: Consiste en el empleo reiterado del nexo coordinante “y” o de otros.

– Porque es pura y es blanca y es graciosa y es leve como un rayo de luna
(Fernando Herrera)

Tmesis: Es una especie de hipérbaton consistente en dividir un sintagma de forma forzada, desplazando al final el elemento central, o bien fragmentando una palabra en dos mitades.

– Y mientras miserable-
mente
se están los otros abrasando,
tendido yo a la sombra esté cantando.
(A la vida solitaria, Fray Luis de León).

Calambur: Juego de palabras consistente en la falsa separación de las unidades léxicas de la cadena fónica, de manera que se produzca un equívoco o una ambigüedad.

– El sacro y adorado nombre de Dios, que dividido está diciendo: “Díos, díos la vida, díos la hacienda, díos los hijos, díos la salud, díos la tierra, díos el cielo, díos el ser, díos mi gracia, díos a mí mismo, díoslo todo”, de modo que del dar, del hacernos todo bien, tomó el Señor su santísimo y augustísimo renombre de Dios en nuestra lengua española.
(Gracián)

Onomatopeya: Es la imitación en el lenguaje de los sonidos naturales.

Un conocido chiste dice: “Era tan, pero tan, tan, tan… que se creía campana”.

Pero también se utiliza este recurso en literatura, como en los versos donde Gracilaso imitaba el sonido de la colmena:

– En el silencio solo se escuchaba
un susurro de abejas que sonaba
(Égloga III de Garcilaso, XVI)

Recursos basados en la sintaxis

Repetición: Es el uso o empleo repetido de ciertas palabras para reforzar el sentido.

– Viene del mar el mar
Mar de sí mismo
Desierto sin memoria
Y sin olvido
(Mario Benedetti)

Concatenación: Consiste en repetir la última palabra de un verso al principio del verso siguiente.

– Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.
(A. Machado)

Quiasmo: Esta figura literaria consiste en ordenar los elementos que componen dos sintagmas confrontados de manera especular o invertida:

– serán cenizas, polvo serán
(Quevedo)

Recursos basados en el significado

Sinestesia: Consiste en cruzar dos términos de diferentes sensaciones, atribuyendo, por ejemplo, una característica sonora a una imagen táctil, o una característica gustativa a una imagen visual. Por ejemplo:

Sinfonía en gris mayor
(Rubén Darío)

Oxímoron: Figura en que se unen dos ideas que en realidad se excluyen.

– El atroz redentor Lázarus Morell
(Jorge Luis Borges)

Pleonasmo: Es una redundancia viciosa de palabras diferentes pero con un significado similar, que sirve para intensificar el significado.

– ¡Lo vi con mis propios ojos!

Alegoría: Consiste en representar como objeto o como forma humana una idea abstracta. Era un recurso estilístico ampliamente usado en la literatura medieval, donde, por ejemplo, la lechuza representaba a Minerva, la diosa de la sabiduría, y por ello se hacía corresponder a esta ave con la sabiduría propiamente dicha.

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *