No es un deporte de riesgo de Nigel Barley

Título: No es un deporte de riesgo
Autor: Nigel Barley
País: Inglaterra
Año de publicación: 2012
ISBN: 9788433925961

Nigel Barley es un antropólogo británico que forma parte del departamento dedicado a la Etnografía del Museo Británico. Es licenciado por la Universidad de Oxford. Barley ha publicado diversos libros dedicados a sus experiencias al trabajar con la tribu Dowayo de Camerún. Estos libros suelen considerarse de carácter divulgativo y de viajes, y gracias a ellos el autor ha ganado premios como el Travelex.
La editorial Anagrama ya ha publicado, del mismo autor, el arrollador éxito editorial El antropólogo inocente, su continuación Una plaga de orugas, y Bailando sobre la tumba, un estudio sobre la visión de la muerte en las distintas culturas. Ahora acaba de ser lanzado No es un deporte de riesgo, un libro que, como los anteriores, resulta difícil de clasificar dentro de un género.
No es un deporte de riesgo, desde la primera página, se posiciona a mitad de camino entre el relato de viaje –con las ocurrencias propias de un «mochilero»– y el legítimo estudio etnográfico, siempre manteniendo un tono sarcástico respecto al engreimiento académico y el frío distanciamiento del antropólogo convencional. Como brillante broche de oro, el tiempo que los artesanos toraja se quedan en Londres, en la casa del autor, mientras están construyendo un granero de arroz para el Museo de la Humanidad, le ofrece al autor una inigualable posibilidad de observar tanto el comportamiento de éstos en un medio totalmente nuevo para ellos, como los juicios que la vida londinense provoca a su mirada curiosa de miembros de una cultura completamente extraña. Una suerte de inversión de la experiencia antropológica que cierra de la mejor manera posible la palpable calidez humana que se percibe en las páginas de todo el libro.
No es un deporte de riesgo ha recibido estupendas críticas. Dijo el periódico Sunday Times: “Divertidísimo… En Torajaland, Barley encontró un pueblo fascinante que ofrecía una amistad irresistible e ilimitada… Una cultura aparentemente intemporal que, sin embargo, sintonizaba con los tiempos modernos”.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *