Océano mar de Alessandro Baricco

Alessandro Baricco es uno de los autores italianos contemporáneos más leídos en el mundo. Con títulos como Seda, Novecento, City o los ensayos de Next, su nombre suele aparecer en las críticas acompañado de elogios, o incluso de críticas (ya que hay quien sostiene que detrás de su estilo despojado hay en realidad la incapacidad de transmitir nada más). Pero, por lo general, sus libros han tenido una muy buena acogida, tanto por parte de los críticos como de los lectores.
Océano mar es una novela muy original, que en su manera de narrar nos recuerda en parte a Seda, otro libro del escritor que ya hemos reseñado aquí. Se trata de una prosa poética en la cual por momentos la forma es más importante que el contenido: la belleza de las palabras, de las imágenes que se transmiten y de los diálogos parece superar los pormenores del argumento (no por ello menores).
Esta novela se encuentra dividida en tres partes, muy claramente diferenciadas. La primera parte, Posada Almayer, comienza como una obra coral, un mosaico de ricos personajes que tienen en común el estar compartiendo una estadía en una posada junto al mar, de características oníricas. Conocemos allí a un pintor obsesionado por pintar el mar, una bella mujer que guarda una culpa secreta, una muchacha con una extraña enfermedad y su protector, un cura poeta, un profesor con un nombre muy curioso y algunos más. Todos están buscando algo, y todos tienen algo que ofrecer. La segunda parte, El vientre del mar, contrasta con la serenidad de la primera: aquí nos encontramos a bordo de una enorme balsa llena de náufragos, días y días a la deriva en el océano, presos del miedo, la crueldad y el horror. En la tercera parte, Los cantos del retorno, las múltiples historias confluyen y se cierran en una sinfonía de palabras dulces y tristes.

Opinión personal: Océano mar me pareció un libro de excepcional belleza y terminó de confirmar mi gusto por Baricco. Su prosa cuidada y expresiva permite prácticamente ver las imágenes descritas a la vez que nos deja deslumbrados por la acertada elección de cada palabra, de cada punto, de cada expresión. Una obra para saborear sin prisas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *