Ojalá fuera cierto de Marc Levy

Marc Levy comenzó su carrera literaria a los 37 años. Este arquitecto francés que vive entre su país natal y los Estados Unidos escribió Ojalá fuera cierto, una historia dedicada al hombre en el que algún día se convertirá su hijo. Fue su hermana, guionista, la que lo alentó a que enviara el manuscrito a un editor, y así la novela salió a la venta en 1999. Entre sus muchísimos lectores se contaba Steven Spielberg, quien decidió adquirir los derechos para una película. La adaptación cinematográfica es de 2005, y es una versión bastante libre del texto. La película está protagonizada por Reese Witherspoon y Mark Ruffalo.
Ojalá fuera cierto es la historia de Arthur y Lauren. Ella es una exitosa cirujana dedicada cien por ciento a su trabajo. Una noche, un accidente la deja en coma. Varios meses después, Arthur se muda a su departamento, y encuentra a la joven espiándolo. Al principio cree que se trata de una intrusa con problemas mentales, pero poco a poco va creyendo la historia de la joven médica, a saber: que estando ella en coma, aprendió a separar el alma de su cuerpo y que Arthur es la única persona con la que ha tenido éxito en sus infructuosos, hasta ahora, intentos por comunicarse con el mundo.
Arthur es el único que la ve, que la escucha y a quien puede tocar. Lauren es el fantasma de la que fue, y su cuerpo sigue sin dar respuestas. Lauren y Arthur comienzan a conectarse y descubren que entre ellos ha nacido el amor. Pero la vida de la joven corre peligro cuando los médicos que la atienden determinan que no tiene sentido seguir manteniéndola con vida… ahora, todo depende de Arthur.
La novela superó los 200.000 ejemplares de venta solamente en Francia, y fue traducida a diversos idiomas. Marc Levy también ha escrito Volver a verte, una continuación para la historia, que ha sido publicada en español.

Opinión personal: Ojalá fuera cierto es una novelita simpática e inocua. No voy a negar que disfruté leyendo sus páginas, dejándome llevar por la historia, inverosímil pero entretenida. Pero ni me sorprendí demasiado ni me aportó nada nuevo. Como una comedia romántica de Reese Witherspoon que uno ve por cable un sábado a la tarde cuando llueve…

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *