Orgullo y prejuicio de Jane Austen

Cuando, con tan sólo veinte años, Jane Austen intentó publicar su manuscrito (que primero había titulado First Impressions, o Primeras impresiones), éste le fue rechazado. Pasarían casi doscientos años y en 2003, Orgullo y prejuicio sería elegido el segundo libro favorito por los británicos, según una encuesta de la BBC.
Tal como hiciera en una novela anterior (Sensatez y sentimientos), Austen cambió el título de su libro para nuevamente introducir una antítesis y una aliteración (en inglés, Pride and Prejudice) que tanto éxito hubiera tenido antes. Estas características se reflejan en los dos protagonistas del libro, sin que necesariamente se correspondan uno a uno –aunque la crítica suele asociar el Orgullo al Sr. Darcy y el Prejuicio a Elizabeth Bennet-.
Orgullo y prejuicio es una comedia romántica con final feliz, lo que llamó mucho la atención del público de su época. Jane Austen retrata con precisión e ironía las costumbres de una época, la hipocresía imperante y la necesidad de conservar un determinado status quo.
La novela gira en torno a la familia Bennet, un matrimonio de clase media que tiene cinco hijas en edad de casarse. La señora Bennet está desesperada por encontrar un buen partido para las jóvenes, sabiendo que de no casarlas, a la muerte de su marido todas ellas perderán su casa y todos sus bienes. Jane es la mayor de las hermanas y la más hermosa, y no tarda en enamorarse de un joven acaudalado que corresponde a su amor. Pero las intromisiones de un amigo de él, el señor Darcy, amenazan con separarlos. Elizabeth, la segunda de las hermanas, detesta a Darcy y lo rechaza cuando éste le propone matrimonio, pero a lo largo de la novela los hechos se irán sucediendo y causarán un cambio de impresión.
Con diálogos magistralmente escritos y vueltas de tuerca originales para su época, Orgullo y prejuicio se ha convertido en un clásico de la literatura inglesa. Ha sido adaptado numerosas veces al cine, al teatro y a la televisión.

Opinión personal: Una novela encantadora y muy divertida. Recomiendo fervientemente la versión original en inglés, donde se capta mucho mejor el uso magistral de la ironía que hace Jane Austen.

28 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *