Pizca de sal de Alejandra Díaz-Ortiz

Con Pizca de sal, los lectores tendrán entre sus manos un divertido y enternecedor libro sobre el amor. Mucho se puede decir sobre este tema que ya ha inspirado millones de páginas de la literatura universal, en todos y cada uno de los idiomas. Pero a su vez, todos sabemos que quien ama, lo hace como si fuera la primera vez, y que cada uno de nosotros cree estar experimentando un sentimiento único e irrepetible.
Como únicas son las páginas de Pizca de sal. Esta reflexión heterodoxa, herida, y a veces divertida lleva a su autora por diferentes recovecos. “No amarás en falso” es el precepto al que remiten los otros mandamientos que la autora se impone para seguir viviendo, aunque se sienta demasiadas veces como “el ramo que abandona el viento en el umbral” (como ya escribiera Alejandra Pizarnik). Pero de todas formas, es posible, y hasta conveniente (lo escribió Borges: “Es el amor. Debo ocultarme o huir”), violar de tanto en tanto esa ley primordial.
Dice Luis Alberto de Cuenca en el prólogo “Tienes en las manos, lector, un libro hermoso y necesario. Un grito de respiración en medio del silencio que deriva, inapelablemente, de la apnea. Escúchalo. Va a conmoverte.”
La autora es la escritora mexicana Alejandra Díaz-Ortiz, colaboradora habitual de medios como El Espinar, Letra Internacional o Cuarto Poder. Ella ya ha publicado Cuentos chinos en 2009. En su página web, ella se define como “Mexicana de nacimiento, al lado izquierdo de cualquier frontera. Analfabeta pasional confesa. Pagana. Ni guapa ni fea: simpática y educada.”.

Tags:,

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *