Polo sur de Roald Amundsen

Nunca existió «la carrera por el polo Sur»…. Amundsen llegó, vio y venció.
He aquí la historia de esta fabulosa hazaña, que fue ensombrecida por un enfermizo sensacionalismo que glorificó y encumbró a un perdedor incompetente: el capitán Scott, cuya expedición, víctima de una incontable sucesión de decisiones erróneas, acabaría inútilmente con su vida y con la de sus cuatro compañeros.
Por el contrario, Amundsen fue dueño del impecable estilo que lo llevó a planificar, evaluar y prever hasta los detalles más nimios. Y si bien la prensa anteriormente se regocijjó en el morbo del suicidio de Scott, hoy reconoce el triunfo del explorados noruego.
Considerado insensible y calculador por su «cómoda victoria» frente al hielo, Amundsen se nos muestra, en la ágil narración de Polo Sur, una imagen diferente: la de un enamorado de las tierras polares. Los enamorados no son insensibles ni calculadores. Pero no todo el mundo comprende a los enamorados.
Un libro que nos cuenta la historia desde el punto de vista de su protagonista, sin escatimar sentido del humor.

Roald Engelbregt Gravning Amundsen
dirigió la expedición a la Antártida que por primera vez alcanzó el Polo Sur. También formó parte de la primera expedición aérea que sobrevoló el Polo Norte.
Estos logros se debieron a su excelente formación naviera y una especial habilidad en las técnicas de supervivencia, aprendidas en parte de su experiencia en deportes invernales, en la vida de los esquimales, y en las expediciones que le precedieron. En sus diferentes expediciones contó con un renombrado equipo en los diferentes campos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *