Ríos de humo de Amitav Ghosh

rios

 

Rios de humo de Amitav Ghosh es una hermosa joya literaria que interesará a más de uno y sorprenderá a todos. El lector viajará a tierras alejadas en el tiempo y donde, casualmente, hay una gran historia que contar. No sólo encontraremos personajes excelentemente retratados, con perfiles psicológicos a la manera de una novela maestra, sino también un argumento tan sólido que parecerá casi una crónica histórica. Hay un conjunto, un abanico multicolor de razas y seres que, por deseo de los hados, se embarcan en este cuasi mitológico río, el Ibis, lleno de historia y deshonras para muchos pueblos. ¿A dónde se dirigen? Al parecer, se embarcan hacia Mauricio. Pero algo no anda bien y pronto descubrirán que además de ellos mismos hay otros pobladores, indiscutibles y sólidos como el acero, en ese mismo barco: las estrictas normas. Será un viaje de autoconocimiento, de autocontrol y paciencia, sin jugar jamás la dignidad de cada hombre y mujer que se embarcan en esa nave.

Ríos de humo funciona excelentemente como una novela de la cual muchos lectores entenderán algunos secretos que han preocupado a la humanidad durante toda la historia. Pero, por supuesto, aún necesitamos ese golpe, ese giro que la novela debe tomar para sorprendernos a nosotros, los lectores, y dejarnos boquiabiertos. Esto sucede en septiembre de 1838, cuando una gigantes tormenta se desate, sin previo aviso, en medio del Ibis.

Amitav Ghosh sabe muy bien cómo capturar la atención y curiosidad del lector, pues al retornar la calma a la nave, la tripulación nota que han desaparecido cinco hombres. La noticia no se hace esperar y, en poco minutos, todo el barco está al tanto del desastroso hecho. ¿Qué habrá sucedido con estos desgraciados hombres? ¿Tendrá algo que ver la poderosa tormenta desatada ese día? ¿Es más peligroso conocer realmente la verdad? Deberemos leer la novela para finalmente saberlo.

Amitav Ghosh es un escritor hindú el cual posee una gran carrera literaria. Además, ha sido un autor muy premiado no sólo en su país, sino en el mundo entero.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *