Categorías
Clásica

Crimen y castigo de Fiodor Dostoievski

Crimen y castigo es considerada, junto con La guerra y la paz de Tolstoi, una de las novelas más influyentes de la literatura rusa y uno de los libros más reconocidos en la literatura universal. Dostoievski la publicó en 1866 en el periódico El mensajero ruso, dividida en doce partes. Posteriormente se la publicó como novela, aunque debido a su extensión, hasta la fecha varias editoriales la publican dividida en dos o más tomos.
Es un libro de carácter psicológico en el cual las reflexiones y los pensamientos de los personajes son más relevantes que las acciones. En efecto, el argumento del libro podría sintetizarse en pocas palabras: un estudiante sumido en la pobreza comete un crimen, pero después se ve perseguido por la confusión, la duda y finalmente, la culpa. Dentro de un argumento fácilmente sintetizable, el escritor despliega los pensamientos, sentimientos y diálogos entre los personajes con una profundidad y una riqueza nunca vistas para su tiempo.
El protagonista de la novela es el joven Rodion Raskolnikov, un joven estudiante que vive en San Petersburgo, capital de la Rusia Imperial, y que pese a los esfuerzos de su madre y su hermana, apenas cuenta con los recursos como para subsistir. De a poco comienza a formarse en su mente la idea de cometer un crimen que lo libre de su miseria: así, termina asesinando a hachazos a una vieja prestamista y a su hermana. Pero esto es tan sólo el punto de partida de un libro que versa en torno al bien y al mal, a las miserias humanas, al sacrificio, al egoísmo y a la redención.
Dostoievski se anticipa en su libro a la corriente de pensamiento de los existencialistas, en quienes influyó profundamente. En efecto, temas similares pueden hallarse en autores como Jean Paul Sartre, Albert Camus, Herman Hesse o Franz Kafka.

Opinión personal: Crimen y castigo fue siempre para mí uno de esos clásicos “intocables”. Lo veía tan serio y solemne en las estanterías que pensaba que me costaría abarcarlo. Pero, por el contrario, pese a su extensión me pareció una obra cautivante y hasta entretenida. En especial por sus personajes profundos y muy torturados, que no se reducen a meras representaciones de tipos sociales en la Rusia Imperial sino que calan hondo en el lector.

Categorías
Clásica

El jugador de Fedor Dostoiesvki

Título: El jugador
Autor: Fedor Dostoievski
País: Rusia
Año de publicación: 1866
Idioma original: Ruso
Título original: Игрок
Páginas: 189
Web: Reseña bibliográfica y fragmentos de distintas obras del autor.

Comentario: El jugador narra –en primera persona, ya que se trata de apuntes de un diario de viaje- la experiencia de Alexei Ivánovich, un joven tutor empleado por un antiguo general ruso. Se trata de un hombre pobre pero culto (como fuera el caso del mismo Dostoievski) que deambula por los casinos lidiando con su adicción al juego de la ruleta, donde apuesta no sólo el poco dinero que tiene, sino que –esperando recibir una herencia por parte de su abuela- contrae deudas, y hace peligrar su amor y su futuro.
No sólo Ivánovich, sino todos los personajes en general, transitan en esta suerte de infierno, al que ellos mismos se han encadenado. Con el transcurso del relato se evidencia que no es tan importante ganar o perder, como la emoción (y principalmente el riesgo) de seguir jugando. Ivánovich es consciente de su degradación, pero nada puede hacer por evitarla, sólo dejarse llevar hasta tocar fondo. Dostoievski se deleita en describir obsesivamente el ambiente de los casinos, las cantidades de dinero apostadas, los números resultantes.
Escrito en tan sólo tres semanas, como un paréntesis en la redacción de su monumental novela Crimen y castigo, y bajo presión debido a deudas contraídas en el juego de la ruleta –dónde si no-, este libro refleja la real adicción del autor. Dostoievski orienta El jugador en los balnearios alemanes que los rusos frecuentaban durante sus viajes por Europa Occidental, y que él conocía demasiado bien, para su desgracia. A lo largo de su vida, la ludopatía lo pondría más de una vez en bancarrota.

Opinión personal: Dostoievski intenta contener su propia pasión irrefrenable volcándola en la escritura, y de este modo consigue transmitir al lector las motivaciones que mueven al joven protagonista del libro a arruinarse la vida jugando, convenciéndolo de que a la vuelta de página la fortuna le será propicia. Resulta un libro por lo más interesante.