Un instante de abandono de Philippe Besson

En Falmouth, una fría localidad pesquera de la costa de Cornualles, ha llegado el otoño. Y con él llega Thomas Sheppard, quien muchos años atrás ha sido condenado por una negligencia que todos consideraron un crimen inexcusable. Un crimen que nadie ha olvidado. Sheppard no ha regresado buscando perdón sino para recuperar la vida cotidiana y los años perdidos; para vérselas consigo mismo, con su pasado y con un futuro que es incapaz de prever, para entender y que comprendan su inocencia. Será un trabajo muy difícil en una comunidad tan cerrada y prejuiciosa.
Sólo lo amparan Rajiv, un comerciante paquistaní, y Betty, una chica corriente que le recuerda la inocente adolescencia, dos vidas también trastocadas como la suya.
Con la fluidez narrativa característica de Philippe Besson, cuatro trazos alcanzan para esbozar en Un instante de abandono un ambiente inquietante, lleno de niebla y misterio. En él construye una metáfora de la confesión que pasa por los estadios del pecado, la falta, el castigo y la salvación. Como sus demás novelas, Philippe Besson hace aflorar en sus personajes esa parte desconocida del ser humano, con todas sus contradicciones y ambigüedades.
El autor nació en 1967 y estudió en la Escuela Superior de Comercio de Rouen, instalándose en París en 1989 donde concluyó Derecho y Profesorado de Derecho Social. Su primera novela, En l´absence des hommes, fue publicada en 2001 y resultó ganadora ese mismo año del premio Emmanuel-Roblés de la Academia Goncourt. Estaría seguida por un éxito tras otro: Su hermano (llevada al cine por Patrice Chéreau y ganadora del Oso de Plata del Festival de Berlín en 2003), Un muchacho italiano (seleccionada para los premios Goncourt y Medicis). Más recientemente, en 2006 publica L´enfant d´Octobre, rodeada de polémica.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *